Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

viernes, 19 de abril de 2013

¡Mamita, el apagón!

Publicado originalmente en la revista Correo Semanal el 28 de febrero del 2013

Los cortes de fluido eléctrico en Lima, Arequipa y otras ciudades del sur evidencian que el crecimiento económico demanda una mayor generación eléctrica. Para el 2016 se necesitarán 2.000 MW más de energía, pero en el ínterin habrá que aprender a vivir con estrechez

Como decía el hit de los 90: “Con el apagón, que cosas suceden… que cosas suceden, con el apagón”. El estribillo de la mexicana Yuri, muy popular en los años 90s, cuando Lima y otras zonas del país, eran azotadas por los cortes de energía provocados por Sendero Luminoso, que derrumbaba torres eléctricas adiestra y siniestra, podría volver a escucharse en este verano.

El lunes 25 alrededor de la 1:00 de la tarde, Miraflores y parte de San Isidro -distrito comercial y el distrito financiero por excelencia-, así como Surquillo, Barranco, Jesús María y algunas otras zonas del sur del Lima se quedaron por varias horas sin suministro eléctrico. Durante horas, a los ejecutivos de las empresas y a sus asistentes no les quedó otra que limitarse a conversar sobre la entrega del Oscar o la ola de inseguridad ciudadana. No funcionaban las computadoras ni las centrales telefónicas y a duras penas el internet de los celulares. Desde las primeras horas de ese día los usuarios veían con estupor que se colgaban las páginas web, no llegaban los correos electrónicos no llegaban y la banda ancha de la Red parecía más delgada que nunca.

Lo cierto es que con este apagón de cinco horas –entre la 1:00 p.m. y las 6:00 p.m.- se perdió nada menos que medio día laborable. Si bien el caos no fue intenso, el tráfico si llegó a niveles de locura en las horas punta porque los semáforos también salieron de circulación. Va quedando claro, que a estas alturas del siglo XXI, sin internet y sin luz, volveríamos a la época de las cavernas.

¿QUÉ PASÓ EN MIRAFLORES? Hans Berger, gerente de comunicaciones de la distribuidora Luz del Sur señaló a la opinión pública que este sorpresivo corte de energía eléctrica se debió a la falla en un transformador Siemens en la subestación Neyra de Surquillo. Sin embargo, como veremos más adelante, los problemas de energía se han empezado a agudizar en todo el país.
Por ahora la situación es bastante tensa en Lima y el resto del territorio, que son abastecidos por el llamado Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN). Como se sabe Porque el gigantesco Complejo Hidroeléctrico (CH) de Mantaro, que despacha 880 MW, que representa el 17% de la demanda nacional -estimado en 5,320 MW para febrero del 2013-, ha dejado de operar por cinco días (desde las 00:00 horas del sábado 23 hasta las 08:00 horas del jueves 28 de febrero).

La versión oficial del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES) es que la represa de Tablachaca (en la provincia de Tayacaja, Huancavelica) se ha llenado de lodo y piedras, y necesita ser purgada con la limpieza y remoción de escombros para así reiniciar su provisión de agua limpia que alimente las turbinas.

Es en este escenario  de tensión, que sorprendió a las autoridades -Jorge Merino Tafur, titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM); Jesús Tamayo del Organismo Supervisor de Inversiones en Energía y Minas (Osinergmin), y César Butrón, presidente del COES- dado que todos ellos esperaban que la paralización de la CH Mantaro pase sin sobresaltos. El propio Butrón prometió a los siete vientos, que sólo la industria y algunas mineras (clientes libres) tendrían alguna probabilidad de un corte eléctrico y que esta, de ningún modo, llegaría a los hogares. Pero no fue así.

REEMPLAZOS Y MÁS APAGONES EN CIERNES. El proceso de sustituir una fuente por otra no es una tarea fácil.

Para Butrón, “como es época de crecientes lluvias, las centrales hidroeléctricas tienen un mayor despacho, además de que han ingresado a operar los ciclos combinados de las centrales térmicas de Kallpa y Enersur en Chilca, lo que implica un 20% de reserva”, con ellos esperaba cubrir holgadamente el 17%  que deja de generar la CH del Mantaro. El ingeniero César Gutiérrez, expresidente de Petroperú y experto en la materia, llama la atención de que esta reserva eléctrica para contingencias bordee apenas el 20%, ya que todos los hogares pagamos en la factura de energía eléctrica por una reserva mucho mayor de 33%.

Goethe en Fausto señaló que “gris es toda teoría y verde el árbol de oro de la vida”. Y no se equivocó, porque en esta época, la furia de los huaicos puede hacer colapsar cualquier central hidroeléctrica o línea de transmisión eléctrica. El mismo lunes 25, a las 5:00 pm, el COES informaba que las centrales hidroeléctricas de Huayllacho y San Ignacio en Caylloma, así como varias líneas de transmisión habían salido del sistema.

Asimismo, Gonzalo Tamayo, socio de Macroconsult, señaló que “en los próximos 60 días se vivirían los momentos más críticos del abastecimiento de energía eléctrica en el país, ya que podrían presentarse complicaciones climatológicas que afectarían muy seriamente el ducto que trae el gas a Lima desde Camisea” (14/02/13).

En este precario equilibrio energético en que vive el país, no deja de llamar la atención que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) haya entregado en septiembre pasado 80 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD), que servirán para generar otros 530 MW adicionales, a dos empresas que aún no están listas para operar -Termochilca y Fénix Power- dejando de lado a las centrales térmicas que ya se encuentran operando en Chilca y solicitaban gas para aumentar su despacho de energía.

A estas alturas queda claro que el Gasoducto del Centro –que alimenta la generación de 2,360 MW de las centrales térmicas de Edegel-Ventanilla, Edegel-Santa Rosa, Kallpa, Enersur y Duke Energy- es vital para la seguridad del país porque representa casi la mitad (41%) de la demanda de electricidad. Dicho de otra manera, la seguridad de este gasoducto -que viene siendo asediado por el ‘Camarada Gabriel’- es vital, porque un eventual sabotaje obligaría no sólo a un racionamiento, sino a cortes por plazos indeterminados.

PARA REMATE, EL MISTI EN TINIEBLAS. Los primeros días de febrero, Arequipa, Moquegua, Cusco y Tacna también sufrieron numerosos cortes de electricidad. “Varias ciudades del sur se han sumido en las tinieblas”, lo reconoció el propio Butrón (Foro Energía y Desarrollo de Comex). El funcionario precisó que estos apagones van a continuar principalmente en el Cusco, ya que en el período marzo-abril, se va a tener que paralizar por obras de ampliación la CH de Machupicchu (107 MW), ”lo que la obligará a restringir el servicio eléctrico durante 15 días, afectando principalmente a los industriales y mineros”, aseveró. Sin embargo, miles de hogares también podrían quedarse en ascuas.

Empero, estos no son todos los problemas que vive el sur, ya que el 50% de su demanda (estimado en 1,038 MW para el 2013) viene de otros rincones del país -los sistemas interconectados norte y centro- a través de la Línea de Transmisión (LT) Mantaro-Socabaya (Arequipa), que es una suerte de cordón umbilical que une el norte-centro con el sur, para socorrerlos con electricidad. El ingeniero César Gutiérrez, precisa que por la LT Mantaro-Socabaya, a duras penas se trasmite 300 MW y le llama la atención, que el gobierno se haya demorado más de año y medio para aliviar este problema.

Por lo pronto dos líneas de transmisión están en el tintero: sigue en construcción la LT que partirá desde Chilca y recorrerá la costa sur hasta Montalvo (Moquegua), mientras que el último viernes 21 el Ejecutivo se puso las pilas y anunció la convocatoria de otra LT que partirá hacia el sur desde la CH del Mantaro pasando por Marcona para llegar hasta Montalvo (Moquegua). Ambas servirán de alivio a la única LT existente en el sur. Aunque el panorama pinta preocupante, los especialistas aguardan que se haga la luz.

“En los próximos 60 días se vivirían los momentos más críticos del abastecimiento de energía eléctrica en el país, ya que podrían presentarse complicaciones climatológicas que afectarían muy seriamente el ducto que trae el gas a Lima desde Camisea”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario