Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

domingo, 17 de febrero de 2019

Breve reseña sobre Kukín Flores

Kukín el segundo sentado desde la derecha, en su mejor temporada en el Sport Boys. Foto: @johnnyvegasf


Hoy amanecí con la terrible noticia del fallecimiento de Carlos “Kukín” Flores Murillo, el mejor jugador del Sport Boys de las últimas décadas.

A los 17 años, Kukín fue quien más destacó en la campaña de Copa Libertadores del Boys ante clubes colombianos en 1992. En 1993 comenzó hacer sus goles olímpicos. Recuerdo que cuando los tiros de esquina del Boys regularmente los pateaba Kukín, quien antes de patear tomaba un vuelo muy largo para sacar un potente disparo que siempre intentaba sorprender al portero. Si bien en Youtube hay salen dos goles olímpicos que anotó Kukín, recuerdo que alguna ocasión le contaron ocho goles olímpicos que había anotado el jugador chalaco.

Muchos chalacos, yo entre ellos, le teníamos mucha simpatía a Kukín en esa época. Se conocía que había tenido una niñez bien jodida, que había vivido en la calle (como muchos niños en la década de 1980), que había destacado en las categorías infantiles de la Academia Cantolao y que con el apoyo de Kiko Mandriotti, Arturo Delgado y “Chalaca” Gonzáles, se había convertido en futbolista profesional.  

En agosto de 1994, tras una terrible carretilla al “Churre” Hinostroza en el partido contra Alianza Lima, no solo lo expulsaron de la cancha, sino del Boys. La noche que se supo que la suspensión por ocho fechas (era reincidente en agresiones contra jugadores rivales), el periodista deportivo Gustavo Barnechea, en su sección en América Noticias, lo criticó duramente (ese año, Barnechea criticaba a Kukín cada vez que podía como nunca lo hizo con ningún otro jugador) y dijo que no debería estar en el fútbol profesional y así fue, porque lo botaron del Boys.

El día de su cumpleaños número 20, lo botaron a Kukín del Boys (20/08/1994). El programa de Micky Rospigliosi en el canal del Estado le hizo una nota de Kukín por su cumpleaños y lo encontró en un humilde bar a la espalda del Estadio Telmo Carbajo, sentado con sus amigos en una mesa llena de cervezas. Le preguntaron por su salida del Boys (fue ese mismo día) y sobre sus posibilidades de buscar otro club.

Kukín no regresó al futbol hasta 1995, cuando fue contratado por la U, en donde no brilló y resaltó lo conflictivo que era, pues los diarios deportivos rumoreaban sobre sus enfrentamientos con compañeros del club. Después pasó por el San Agustín, el Al-Hilal de Arabia Saudita y retornó al Boys en 1998. El torneo apertura de ese año fue tal vez su mejor temporada en el Boys, que quedó segundo en la tabla. Después de eso, jugó una temporada en el club griego Aria Salónica, que lo entraba Sergio Markarián. El programa de Micky Rospigliosi en Panamericana pasaba videos editados de los partidos en Grecia (ya acusaban al periodista de usar su programa deportivo para promocionar futbolistas) y se veía que Kukín jugaba bien.

Kukín regresó al Perú para jugar por Alianza Lima para el Torneo Clausura de 1999. Lo hizo muy bien, era el mejor de ese equipo, pero se fue mal de ese club. Alianza ganó el Clausura y estaba para campeonar, pero Kukín se hizo expulsar tontamente en la final contra la U, cuando el partido iba cero a cero. Ya sin Kukín en la cancha, la U goleó fácil a Alianza y aún pienso que con él, el partido hubiera sido diferente. Una pena, porque fue la gran oportunidad de Kukín de salir campeón nacional. Años después, Kukín se arrepintió de esa tonta expulsión (había estado tranquilo toda la temporada) pero también mencionó que tuvo una relación difícil con el entrenador de Alianza, el colombiano Edgar Ospina.

Para el 2000, Kukín regresó al Boys ya sin mucho lustre, pero en septiembre de ese año consiguió un buen contrato con el Atlético Paranaense de Brasil, un club que había asombrado a todos los periodistas peruanos cuando vino a Perú a jugar contra Alianza Lima por Copa Libertadores. A Kukín no le fue bien en Brasil y dicen que solo jugó siete partidos allá.

A partir del 2001, Kukín tuvo pasos cortos por varios clubes: Belgrano de Argentina, nuevamente la U, Pereira de Colombia, cinco pasos más por el Sport Boys, entre otros clubes, hasta su retiro en el 2012. Ya desde el 2006 había aceptado que era adicto a la cocaína.

La última vez que lo vi a Kukín fue una mañana de un domingo de julio del 2017 en Chorrillos. Parecía que estaba de boleto, aunque me saludó a la distancia.

Kukín tuvo un gran talento para el fútbol, daba muy buenos pases y en determinado momento, fue especialista en tiros de esquinas y tiros libres. El entrenador argentino Jorge Sampaoli tuvo palabras de elogio para el futbolista chalaco.

“Con la magia no alcanza, y todo el inconveniente psicológico que tiene alguien para no lograr establecerse en el fútbol de elite porque algo lo supera…. lo de él fue complejo. Carlos era Maradona y la verdad que no pudo ser Maradona”, señaló Sampaoli en una entrevista.(1)

Para el entrenador argentino Ángel Cappa, Kukín también fue uno de los mejores en su puesto en los últimos años, hábil, de gambeta demoledora y lectura inteligente del partido, pero también explicó las razones por las cuales no sobresalía todo lo que pudo:

“Muy buenos jugadores en un entorno que no sólo no los favorece para nada, sino que los perjudica al extremo de hacerlos pasar inadvertidos… ¿A qué me refiero cuando hablo del entorno? En primer lugar, a la situación económica del país, con su carga de pobreza y, lo que es peor, la marginación social que produce, que es de donde sale la mayor parte de los jugadores de fútbol”.(2)

QEPD Carlos


NOTAS

(1) “Jorge Sampaoli comparó a Kukín Flores con Diego Maradona”. Diario Líbero, recuperado de https://libero.pe/futbol-peruano/1068196-jorge-sampaoli-comparo-a-kukin-flores-con-diego-maradona

(2) Cappa, Ángel. 2004. ¿Y el fútbol, dónde está? Lima, Perú. Ediciones Peisa SAC.