Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

lunes, 3 de septiembre de 2018

Perú después del Mundial



Selección Peruana frente a Francia. Foto: FIFA

Por primera vez en mi vida pude asistir a un Mundial para ver a la selección peruana. Ir al Mundial de Rusia ha sido una de las mejores experiencias que he vivido.

Algo que noté en muchos hinchas peruanos, tanto en Rusia como en Perú, es que pensaban que tras el Mundial la mayoría del plantel podría conseguir contratos en mejores clubes. Yo era escéptico porque en este siglo, gracias al internet y la amplia difusión de partidos de fútbol, ya no era tan necesario que un jugador se exhiba en el Mundial para lograr que sea contratado por un club de una de las grandes ligas europeas. Por ejemplo, jugadores de Egipto y Senegal jugaban en importantes ligas europeas sin que su selección haya clasificado a los últimos Mundiales.

Otro factor es que Perú quedó eliminado en primera ronda, por lo que los jugadores nacionales no pudieron mostrarse más. Es preciso mencionar que Perú no era, para nada, favorito en la Copa del Mundo. Si bien nos quedó la sensación de que pudo ganar o empatar el partido ante Dinamarca, a excepción de los propios hinchas peruanos, nadie esperaba que la selección clasifique a Octavos de Final y esto quedó reflejado en las casas de apuestas.

LOS FICHAJES DE JUGADORES PERUANOS

Solo ocho jugadores peruanos de los 23 que asistieron al Mundial, cambiaron de clubes. La lista a continuación.
De los ocho jugadores que cambiaron de club, solo tres fueron por compra de otro club, mientras otros dos eran jugadores libres y los restantes tres eran por préstamos u operaciones parecidas. Cabe mencionar que el fichaje de Raúl Ruidíaz ocurrió días antes del Mundial, pero la hemos considerado en la lista porque sin duda alguna, pesó que Ruidíaz esté en la competencia para que sea contratado.  

A más de uno le molestó que André Carrillo haya ido a un club de la Liga Saudí, porque es conocida como una liga para el retiro de jugadores, desde la contratación del brasilero Rivelino en 1979. Es un jugador joven que muchos esperábamos pueda seguir en una de las más importantes ligas europeas, pero lo más probable es que nadie estaba dispuesto a pagar su elevado fichaje, solo el club árabe.

El fichaje de Christian Cueva fue el mejor de todos, aunque parece ser un descenso en su carrera cambiar Brasil por Rusia, pero necesario porque su relación con el Sao Paulo estaba demasiado deteriorada.

Los únicos que parecen que cambiaron para mejor son Advíncula, Araujo y Flores. Advíncula fue contratado por el Rayo Vallecano, un club ascensorista de la liga española en donde antes jugó Cueva. Araujo juega ahora en el Talleres de Córdoba, en el siempre exigente fútbol argentino. Flores pasó de la inadvertida liga danesa, en donde tampoco destacó mucho que digamos, al fútbol mexicano.

DE CARA A QATAR

Algo en común que encontré en todos los hinchas peruanos que estuvimos en Rusia, fue que todos sabíamos que la clasificación de Perú al Mundial fue gracias a los puntos en mesa. Si bien fue muy importante que Perú ganara de visita a Paraguay y Ecuador, lo cierto es que llegó con vida a esos partidos gracias a que nos dieron los tres puntos del partido contra Bolivia en La Paz, sino clasificaba Chile. Por eso es que tenemos la sensación de que la clasificación a Qatar 2022 será más complicada.

Hoy en día el panorama no es muy alentador, porque los mejores jugadores sobre el papel, Guerrero y Farfán, por la edad que ya tienen (34) no podrían estar en buen nivel en las eliminatorias; tal vez sí en el inicio, pero su edad empezará a pesar en el 2020 si no es antes. A esto se suma que Guerrero tiene que cumplir una sanción por doping, y que Carrillo juegue en Arabia Saudí y Cueva en Rusia, porque su nivel futbolístico no crecerá mucho.

Tampoco destacan los jóvenes valores. Tal vez Beto da Silva pueda mejorar para ocupar un lugar en la delantera, en donde también se podría agregar un experimentado Iván Bulos.

Lo único positivo es que las demás selecciones están pasando por lo mismo que Perú. A excepción de Brasil, que tiene un pelotón impresionante de jugadores -incluyendo varios jóvenes (Gabriel Jesus, Richarlison)- que ya la hacen favorita en el próximo Mundial, el resto de selecciones está pasando por difíciles transiciones generacionales. Los mejores jugadores de Uruguay son los veteranos Suárez y Cavani y aún no se asoman jóvenes con ese nivel que puedan ocupar esos puestos. Argentina tiene a los veteranos Messi, Agüero, Di María e Higuaín y ninguno de sus jóvenes valores, a excepción de Dybala, parece que podría ocupar esos lugares. Colombia y Chile también cuentan con veteranos jugadores sin mostrar mayores relevos.

La excepción en esta parte del continente podría ser Venezuela, que tiene una notable generación joven pero que podría verse afectada por la turbulencia económica y política que sufre su país.