Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

miércoles, 10 de julio de 2019

Algunas impresiones de la Copa América Brasil 2019


Embed from Getty Images

Esta última Copa América fue una grata experiencia para mí. No solo porque Perú llegó a la final después de 44 años, sino también porque es la primera a la cual viajé para ver partidos de Perú. Aunque Perú organizó la Copa el 2004, en aquella ocasión no pude asistir a ningún partido.

Me parece que la Copa no prendió entre los propios brasileros. No solo por la baja asistencia a los estadios, sino porque la organización no implementó Fan Fest (solo hubo para los partidos de Brasil) ni tiendas donde comprar souvenirs: era dificilísimo para los turistas encontrar una tienda donde comprar mascotas, llaveros, polos, etc. En verdad, todo estaba muy lejos de la organización de un Mundial.

Si bien muchos se quejaron de que la entrada a los estadios era cara, también era costoso trasladarse de una ciudad a otra porque Brasil es una país bien grande, con enormes distancias entre una y otra sede, a lo que habría que sumarle que ese país tiene un alto costo de vida.

En lo futbolístico, el torneo tuve un nivel ligeramente aceptable, porque hubo muchos empates cero a cero. En comparación a las otras Copas de este siglo, fue superior a la de Colombia 2001 y Argentina 2011, pero inferior a la Centenario 2016, Chile 2015, Perú 2004 y Venezuela 2007.


Embed from Getty Images

PERÚ DE MENOS A MÁS


Perú no convenció en la primera fase. Consiguió un empate a cero con Venezuela y un triunfo 3-1 sobre Bolivia sin convencer a muchos (aunque todos los hinchas festejamos el triunfo en la playa de Copacabana). La goleada 5-0 que nos metió Brasil en Sao Paulo cambió todo. Si bien la torcida brasilera fue muy agresiva con el equipo peruano, insultándolo a cada momento, lo que vi es que el equipo se puso nervioso tras el primer gol y se agudizó más con el error de Gallese en el segundo gol.

Después de la goleada, cambió todo. Se dio dos días libres a los jugadores, tras lo cual todos ingresaron a una estricta concentración que no terminó hasta la final.

La selección pudo superar a Uruguay por penales en cuartos de final. En el trámite del partido, Uruguay fue superior, pero el partido terminó 0-0. Días antes, Uruguay había vencido a Chile 1-0 sin jugar bien.

En semifinales, Perú venció categóricamente a Chile por 3-0, el mismo resultado del amistoso del año pasado.

En la final, Brasil demostró ser superior a pesar que Perú mejoró bastante en relación a su primer encuentro en Sao Paulo. Lamentablemente Perú no pudo empatar el partido cuando Brasil se quedó con un hombre menos; el polémico penal cobrado a Everton Cebolinha agravó la situación para la selección.

Nota aparte para Paolo Guerrero. No necesitamos su nuevo récord de goles o que salga una vez más en el equipo ideal de la Copa para decir que se trata del mejor futbolista en la selección en los últimos 30 años. Yo creo que Jefferson Farfán es el futbolista peruano más habilidosos desde el retiro de Julio César Uribe y que es innegable el éxito internacional de Claudio Pizarro, pero ninguno de ellos se volvió indispensable para la selección como Guerrero. Mas bien, preocupa que pasará con la selección cuando por motivos de edad, Guerrero y Farfán se retiren, pues ningún jugador se muestra capaz de reemplazarlos y difícilmente se encuentren nuevamente a peruanos que jueguen en Europa antes de los 20 años.

Los siete años de Guerrero en Brasil se reflejan en la plantilla campeona. Tres seleccionados brasileros han jugado con Paolo: Cássio y Fágner en el Corinthians y Lucas Paquetá en el Flamengo.

BRASIL MERECIDO CAMPEÓN

A pesar de que no brilló mucho, Brasil campeonó relativamente fácil. En primera fase empató 0-0 con Venezuela en un partido en donde el equipo llanero se encerró en su arco, pero pudo imponerse fácilmente a Bolivia y Perú. En cuartos de final se encontró con un Paraguay que se encerró en su arco y al que eliminó por penales.

Tal vez el rival que más difícil que enfrentó fue Argentina en semifinales, a la que superó por 2-0 en un polémico partido en donde el árbitro no habría cobrado dos penales a favor de Argentina (para mí, uno de ellos sí era penal).

Ante la ausencia de Neymar, el llamado a sobresalir era Gabriel Jesús y lo hizo muy bien. Quien me parece fue el mejor jugador brasilero del campeonato es el mediocampista del Barcelona, Arthur Melo. Otro que sorprendió por su buen nivel es Everton Cebolinha, delantero del Gremio, excompañero de Arthur.

Philippe Coutinho jugó bien, pero su nivel sigue siendo el mismo del 2013, cuando se pensaba que sería un jugadorazo porque era joven, pero hoy tiene 27 años y su nivel no ha subido mucho desde entonces.

En síntesis, el nivel de Brasil en la Copa fue superior al resto, pero solo alcanza para campeonar en esta parte del continente. Con este nivel, difícil que pueda superar a selecciones como la de Francia o Bélgica.

Embed from Getty Images

EL RESTO DE SUDAMÉRICA

Colombia fue la mejor selección en la fase de grupos, demostrando porque goleó a Perú en el amistoso antes de la Copa. Pero en cuartos de final contra Chile su nivel bajó y fue eliminada por penales, sin que le hayan anotado ni un solo gol.

Argentina tuvo un nivel regular, como ya nos tenía acostumbrado en los últimos años, pero su juego fue en ascenso y en semifinales contra Brasil mostró su mejor nivel en mucho tiempo, a pesar que perdió 2-0. Parece que por el momento, ha encontrado la fórmula de ataque jugando con Lautaro Martínez y Sergio Agüero en la delantera y con Messi como libre viniendo desde el mediocampo. Su problema de siempre es en la defensa, que no está a la altura de sus atacantes desde hace una década.

Chile tuvo un buen torneo hasta que cayó goleado por Perú. Antes había vencido a Japón y a Ecuador y perdió contra Uruguay jugando bien. En cuartos de final fue superior a Colombia, aunque la venció por penales. En el partido por el tercer puesto jugó fuerte contra Argentina, en un partido que se está volviendo un clásico en la región. En dos partidos en los que tuvo el control del balón, contra Uruguay y Colombia, no fue capaz de anotar un gol, demostrando que tiene un problema en la generación del gol.

Uruguay jugó relativamente bien. Solo se mostró inferior frente a Chile, aunque ganó. Ante los demás rivales, demostró ser superior. Sino hubiera sido eliminado por penales, probablemente llegaba a la final y le hubiera complicado a Brasil más de lo que hizo Perú.

EL FUTURO DE PERÚ EN LAS ELIMINATORIAS

A pesar que Perú quedó como subcampeón en la Copa América, me parece que no solo es inferior a Brasil, sino también a Argentina, Uruguay y Colombia. Pienso que nuevamente Perú luchará por el quinto puesto. Gareca tendría que aprovechar los seis amistosos que se jugarán hasta fin de año para encontrar jugadores que puedan suplir, sin inconvenientes, a los actuales titulares.



domingo, 7 de julio de 2019

Hoy es la revancha





Estuve presente en el último partido Perú vs Brasil en el Arena Corinthians, el del 5 a 0. Éramos pocos los peruanos: un peruano por cada 10 brasileros presentes en el estadio, aproximadamente.

Los hinchas brasileros son diferentes a los peruanos que van a ver a la selección peruana al Estadio Nacional. Todos, absolutamente todos, alientan a su selección todo el tiempo.

Antes había escuchado que las barras argentinas y uruguayas eran hostiles, pero la brasilera también lo es, por lo menos, lo fue aquel día. Cada vez que gritábamos “Perú, Perú”, ellos respondían haciendo el ruido del pavo con su boca (peru en portugués es pavo) y como eran más que nosotros, su ruido se escuchaba más.

Durante todo el partido insultaron a Guerrero. Cuando Gallese cometió el error en el segundo gol, se empezaron reír, con unas carcajadas forzosas para que lo escuchara el arquero, que de alguna manera influyó en el nerviosismo del seleccionado peruano de aquel día. En ese momento, estaba sentado al lado de una mujer (estuve rodeados de brasileros todo el partido) que se burlaba de Gallese con su pareja.

Cuando salió Cueva en el segundo tiempo, un brasilero filas arriba de mi sitio (categoría 2, aproximadamente occidente pegado a norte) con la camiseta del São Paulo le gritó “Cueva maricón”, en español, tan fuerte que parecía que tenía un megáfono en su boca.

Por otra parte, los peruanos somos más hinchas de la selección cuando alentamos fuera del país. Lo demostramos en Rusia y también en Brasil, cuando alentamos más en el segundo tiempo, a pesar que íbamos perdiendo 3 a 0 y aumentaba la cuenta. El “como no te voy a querer” es un coro conocido y tarareado por extranjeros desde las playas de Sochi hasta Río de Janeiro.

Hoy Perú jugará la final en Río de Janeiro, es su oportunidad de revancha de la goleada en la primera fase. Si bien han viajado muchos peruanos a la final (algunos amigos míos) creo que los brasileros tendrán una superioridad de 10 a 1 en la asistencia al Maracaná. Solo les pido no dejar de alentar a la selección durante el partido, sé que lo harán.

sábado, 15 de junio de 2019

Los futbolistas más caros de la Copa América Brasil 2019.


Coutinho es el jugador más caros de Brasil. 
Sobrevalorado en mi opinión. Foto: Europa Press


Se inició una nueva edición de la Copa América, con notables ausencias en las selecciones, como Neymar y Claudio Bravo.

En esta ocasión solo hay dos jugadores en la lista de Forbes de los 100 Deportistas Mejor Pagados del Mundo, a diferencia de las dos últimas ediciones (2015 y 2016), cuando aparecieron cinco futbolistas en cada una.


En cuanto a los jugadores que tuvieron las transferencias mayores a 20 millones en los últimos cuatro años en los equipos sudamericanos (no revisé ni Japón ni Qatar), son 19 quienes participarán en el torneo y están en la siguiente lista:


En el 2015 fueron 20 los jugadores (ver aquí) y en el 2016 fueron 18 (ver aquí) los jugadores de la Copa América que tuvieron fichajes mayores a los 20 millones.

En el 2015 eran ocho jugadores argentinos, siete brasileros, tres colombianos, un chileno y un uruguayo. En el 2016 fueron seis argentinos, cinco brasileros, tres colombianos, dos uruguayos y dos chilenos.

Uso euros en las tablas porque es la moneda más usada en los fichajes de jugadores.

Por último, el portal alemán Transfermarkt ha elaborado una lista de los jugadores con la mayor valorización según su propio criterio.



En la Copa América del 2015, los 10 primeros jugadores tenían un valor de 589 millones, mientras que en la Copa América Centenario el valor de los nueve primeros era de 557 millones. Ahora, los 11 primeros (hay empate en el décimo), suman 895 millones.

viernes, 19 de abril de 2019

El final de Alan


Portada del diario Karibeña


Tal vez el Ministerio Público se haya apresurado en solicitar la prisión preventiva de Alan García Pérez y hubiera sido mejor esperar a las declaraciones de Jorge Barata (exmandamás de Odebrecht en Perú) el próximo martes 23. En la última revelación, los US$ 4.5 millones de Odebrecht para Luis Nava Guibert y su hijo José Antonio Nava Mendiola, aún no está claro si el dinero es para Alan García, porque podrían ser un pago a Luis Nava por lobby.

Existe la posibilidad que Jorge Barata no declare nada contra Alan porque antes no lo hizo cuando declaró en la Procuraduría de Brasil, como sí lo hizo contra el exmandatario Alejandro Toledo Manrique. Hasta el momento, el caso más claro eran los US$ 100 mil que Odebrecht le pagó a Alan el 2012 por una conferencia en Sao Paulo. Como exmandatario, no podía recibir dinero de contratistas del Estado sino hasta dos después de haber dejado la presidencia, por lo que habría incurrido en delito.

Es probable que Alan haya decidido suicidarse hace tiempo, prefería morir antes de ir preso. Si bien estando muerto ningún juez lo puede condenar, yo sí creo que es un delincuente, básicamente por los casos de corrupción de su primer gobierno por los que nunca fue juzgado.

Hay dos grandes casos en su primero gobierno en los que yo encuentro gran responsabilidad en Alan. Uno es por la venta de los aviones Mirage, en donde el comisionista fue el famoso traficante de armas hispano-libanés Abdul Rahman El Assir, quien ha sido procesado en Argentina por obtener ilegalmente la nacionalidad de ese país y actualmente es procesado en España por evasión de impuestos y en octubre comienza su juicio en Francia por pago de coimas a funcionarios franceses en la compraventa de armas, un caso parecido a los Mirage. El otro caso es la coima que confesó Sergio Siragusa Mule ante autoridades italianas por el tren eléctrico.

Otro caso bien sonado en el primer gobierno de Alan fue el depósito de US$ 270 millones de las Reservas Internacionales en el banco BCCI y por los que Bryan Jensen Rubio (funcionario del BCCI y exgerente del BCR) pagó una coima de US$ 3 millones a Leonel Figueroa y Héctor Neyra, presidente y gerente general del BCR, respectivamente. Yo creo que Alan allí no tiene responsabilidad, sino los funcionarios y miembros del directorio del banco emisor, entre los que estaban Enrique Cornejo.

También se tendría que investigar mejor otros dos casos: el de los dólar MUC de Alfredo Zanatti, para ver cual era la ruta del dinero (los depósitos que hizo la empresa Faucett de Zanatti en el Atlantic Security Bank), y el caso Chavimochic, por el cual el tío de Alan, Jorge Ramos Ronceros, recibió dinero de Odebrecht que no se sabe si era para él o los compartía con su sobrino Alan.

Un tema aparte pero no menos relevante son las acusaciones de violaciones de derechos humanos, principalmente la debelación del motín de los penales en 1986. Alan murió sin haber sido procesado por algún caso relacionado a violaciones de derechos humanos.