Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

martes, 6 de marzo de 2018

Una breve historia de aportes económicos de empresarios a campañas electorales en Perú



Ricardo Briceño Villena, expresidente de la Confiep. Foto: Andina/RPP

Las declaraciones del brasileño Jorge Barata, exsuperintendente de Odebrecht en Perú, ante los fiscales peruanos, causó una gran crisis –como muchos esperaban- no solo en los partidos políticos, sino también en la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas – Confiep, el mayor gremio empresarial del país.

Jorge Barata declaró que el expresidente de la Confiep, Ricardo Briceño Villena (2009-2011), convocó a una reunión en la sede de esa institución -cercana a las oficinas de Odebrecht- a representantes de las empresas más grandes del país -IDL-Reporteros menciona a los grupos Brescia, Romero, Gloria, Telefónica y Repsol-, para pedirles contribuciones a la campaña de Keiko Fujimori del 2011, para competir con Ollanta Humala. Barata dijo que la empresa Odebrecht aportó US$ 200 mil (1).

Si bien esa reunión fue negada en un inicio por Ricardo Briceño en una entrevista en RPP (2), horas después fue reconocida en la misma RPP por Roque Benavides Ganoza, actual presidente de la Confiep y también de Compañía de Minas Buenaventura. Benavides también admitió que la Confiep hizo una bolsa durante la campaña electoral del 2011 que ascendió a más de US$ 2 millones, pero no fue para entregar a la candidata Keiko Fujimori, sino “para una campaña en favor de la empresa privada” (3).

En otra entrevista, esta vez en ATV, Roque Benavides admitió que personalmente, apoyó las candidaturas de Alan García, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski (PPK) “con cantidades muy menores… yo no mezclo la empresa”. Ante la insistencia de la periodista, aceptó que habría donado en campañas electorales montos en un orden de US$ 10 mil o US$ 20 mil y que también había participado en los cocteles organizados a favor de la campaña de Keiko. También admitió que asistió al último Día de la Fraternidad Aprista (4).

La publicidad de la Confiep consistió en dos spot a favor de la empresa privada, difundidos durante la campaña de la segunda vuelta presidencial del 2011. Ambos spot al final tiene el logo de la Confiep y en uno de ellos, también está el logo de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), por lo tanto, es muy probable que la SNI hiciera una bolsa entre sus agremiados, similar a la Confiep.

Por cierto, la Confiep no fue la única que hizo spots en donde tácitamente se apoyaba a Keiko Fujimori o se atacaba al candidato Ollanta Humala. En redes circulan spots similares de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión y de Belcorp. En esa época también circularon rumores, principalmente provenientes del diario La Primera (100% a favor de la candidatura de Ollanta) de que los empresarios mineros hicieron una bolsa para que Jaime Bayly hiciera cinco programas dominicales en América TV atacando a Ollanta o de que la Sociedad Nacional de Minería pagaba a una encuestadora para que les hiciera un tracking poll, cuyos resultados distribuían cada mañana a sus agremiados.

En países como EEUU o Francia, con una estricta legislación sobre aportes económicos en campaña electoral, los spots de la Confiep habrían sido contabilizados –a la fuerza- en la campaña electoral de Fuerza 2011, además de una multa a la Confiep o Fuerza Popular. Acá no creo que le pase nada a la Confiep, uno puede exceder el tope máximo de donaciones (S/ 216 mil el 2011 y de S/ 237 mil el 2016) y no tiene ninguna pena, ninguna multa. Ni al Ejecutivo ni al Congreso les interesa una mejor legislación de aportes económicos a partidos políticos.

El apoyo de los empresarios no es nuevo en la política, proviene desde los orígenes de la república en el siglo XIX. Recién en este siglo, los partidos políticos están obligados

EL APOYO ECONÓMICO AL PARTIDO CIVIL

El Partido Civil fue fundado en 1871 y ha sido el partido político que más elecciones presidenciales ha ganado: un total de seis elecciones, dos en el siglo XIX y cuatro en el siglo XX. Su primer candidato presidencial fue Manuel Pardo y Lavalle, uno de los empresarios más destacados de su tiempo: fue gerente de la Compañía de Consignación del Guano y fue fundador de varias empresas, entre ellas, el Banco del Perú (1863), aseguradoras, entre otras.

Sobre el financiamiento para la campaña electoral de 1872, Jorge Basadre escribió: “Los antiguos consignatarios desplazados por Dreyfus, la mayor parte de los bancos y el alto comercio lo respaldaron y le permitieron contar con abundantes fondos para la campaña.(5)

LOS APORTES A ALAN GARCÍA

Carlos Malpica Silva Santisteban (1929-1993) inició su carrera en el Partido Aprista hasta que se separó de este en 1959, tras lo cual pasó por varios partidos de izquierda (MIR, Unidad Democrático Popular, PUM e Izquierda Unida). Él escribió lo siguiente sobre el financiamiento al Partido Aprista:

“La evolución de la relación del APRA con la burguesía fue gradual. En 1956, algunos empresarios aportaron voluntariamente reducidos recursos para la campaña electoral, entregando sus aportes generalmente a través de amigos comunes: todavía no era de buen tono codearse públicamente con dirigentes apristas.

En 1962 y 1963 se entregan los aportes económicos mediante amigos y también por intermedio de dirigentes partidarios que ya se habían vinculado al empresariado, generalmente haciéndoles favores usando su influencia con el gobierno de Prado.

El intermediario entregaba el cupo al partido religiosamente. Contadísimos casos se produjeron de retención de parte del dinero por el encargado de recabarlo, tratándose generalmente de cifras de poca monta.

A partir del proceso electoral de 1980, el número de aportantes aumentó y también la lista de cobradores, en la que se incluyeron nuevos amigos del APRA. En esta época se dieron varios casos de cobradores que retenían parte de los aportes: seguramente creían tener derecho a un porcentaje de lo recaudado.

En las elecciones de 1985 el favorito era Alan García, razón por la cual a los anteriores aportantes se sumaron miles de oportunistas que exigían entregar su cupo directamente al candidato presidencial. De allí que los fondos de la campaña, en su mayoría, fueron manejados por Alan García; y es así como adquiere compromisos a pagar con futuros negocios del Estado, y de allí también la presencia en destacados puestos públicos de cientos de personas que jamás habían militado en el APRA y ni siquiera habían sido simpatizantes, entre los cuales figuraban conocidos sinvergüenzas que se habían enriquecido aprovechando influencias en anteriores gobiernos”.(6)

En una entrevista que hizo Dionisio Romero Seminario -presidente del Grupo Romero- frente a un panel de periodistas en el programa Pulso de Panamericana TV (11/08/1987), él admitió que realizó un aporte económico a la campaña de Alan García en 1985, señalando que su grupo apoya “económicamente a los candidatos en los que creemos”. Alan García negó haber recibido esos fondos y tres días después de la entrevista, los diarios publicaron un comunicado del Palacio de Gobierno que decía que es “totalmente falso que un poderoso banquero haya financiado la campaña del APRA en 1985”.(7)

LOS APORTES A LA CAMPAÑA DE VARGAS LLOSA

Uno de los momentos más importantes de la derecha peruana en el siglo XX, liderado por Mario Vargas Llosa, fue impedir la estatización la banca por parte del Gobierno de Alan García. El escritor fundó el Movimiento Libertad, aunque este pronto hizo alianza con el PPC y Acción Popular formando el Frente Democrático – Fredemo, con el cual postuló a la presidencia en 1990.

La campaña del Fredemo fue considerada la más cara de su tiempo: en US$ 12 millones se estimaron los gastos de campañar.(8)

“Individuos y empresas dan dinero, discretamente, a los candidatos —no es raro que a varios a la vez, según su cota en las encuestas— como una inversión a futuro, para asegurarse las prebendas del mercantilismo: permisos de importación, exoneraciones, concesiones, monopolios, comisiones, todo ese entramado discriminatorio con que funciona una economía intervenida. El empresario o industrial que no colabora sabe que el día de mañana estará en desventaja con sus competidores”, cuenta Mario Vargas Llosa en sus memorias.(9)

“Decidí no saber quiénes hacían donaciones y cotizaban para Libertad y el Frente Democrático ni a cuánto ascendían las sumas donadas, para no tener más tarde, si era presidente, que sentirme inconscientemente predispuesto en favor de los donantes. Y establecí que sólo una persona estaría autorizada a recibir la ayuda económica: Felipe Thorndike Beltrán”,(9) señaló el ahora Premio Nobel.

Vargas Llosa constituyó un comité que supervise los gastos de campaña, conformado por Miguel Cruchaga, Luis Miró Quesada, Fernando de Szyszlo y Miguel Vega Alvear, a veces acompañados por Rocío Cillóniz; esta última, tras las elecciones, publicó un pasquín que sirvió de “tribuna a los renegados del Movimiento Libertad”.(9)

El escritor señala que prohibió le informaran sobre ingresos y gastos de campaña, siendo la única excepción el que el jefe del Plan de Gobierno, Luis Bustamante Belaunde, le transfirió a Felipe Thorndike los US$ 40 mil que le dieron unos empresarios para “ayudarlo en su campaña de candidato a una senaduría”.(9)

Tras perder el Fredemo la segunda vuelta, Felipe Thorndike y Freddy Cooper informaron –a pesar que no existía una ley que los obligara- que en tres años, el Fredemo recibió y gastó US$ 4.5 millones.(9) Me imagino que ahí no estaban contabilizados los gastos de campaña de sus candidatos a diputados y senadores, también calificados de millonarios en la época.

Vargas Llosa también cuenta que desde los inicios del Movimiento Libertad en 1987, contó con seguridad privada pagada por empresarios.(10) Hoy en día, estos gastos también serían considerados como gastos de campaña en diversos países.

LA REELECCIÓN DE FUJIMORI DEL 2000

El siglo XX se despidió con la campaña presidencial más cara: la reelección de Alberto Fujimori. Según Matilde Pinchi Pinchi, “se gastaron 80 millones de dólares del presupuesto de las Fuerzas Armadas y el SIN en la campaña de reelección del ex presidente Alberto Fujimori, entre setiembre de 1999 y abril del 2000”,(11) aunque un informe del Congreso indicó que los fondos extraídos del Estado habrían ascendido a US$ 5.5 millones. Aun así, siempre hubo rumores de que millonarios empresarios apoyaron la reelección de Fujimori.

Vito Rodríguez Rodríguez, uno de los hermanos dueños de Gloria, donó US$ 500 mil para la campaña de la reelección. Otros empresarios que participaron fueron Raúl Modenesi con US$ 300 mil, Joaquín Ormeño con US$ 200 mil, Carlos Boloña con US$ 100 mil, Marco Winter Kleiner con US$ 100 mil, entre otros.(12)

Aunque en un Vladivideo (26/11/1999), Vladimiro Montesinos contó que Vito Rodríguez ha regalado 10 patrulleros para Arequipa y que va a pagar US$ 1 millón “que cuesta poniendo y toda la papelería en Lima y Callao por las carreteras norte y sur. Entonces, él va a dar la cara, dice yo estoy donando, no va a donar ni medio, pero da la cara”.(12) Vito Rodríguez siempre sostuvo que fue aportante a la campaña de reelección de Fujimori “por una deuda moral que él guardaba hacia el expresidente por haber acabado con el terrorismo.(12) Recordemos que Vito Rodríguez estuvo seis días secuestrado por el MRTA en la Embajada de Japón en 1996.

David Sobenes Torres, gerente legal de la empresa Gloria en esa época, señaló que la empresa contrató a fines de 1999 a la agencia publicitaria Publicits de Javier de las Casas para pagarle las facturas de la campaña publicitaria de la reelección. Gloria pagó US$ 970 mil en facturas a Publicistas y Publicits Asociados.(12)

NOTAS

(1) Mella, Romina y Gorriti, Gustavo (28 de febrero del 2018). A quién y con cuanto. Recuperado de https://idl-reporteros.pe/jorge-barata-apoyo-a-campanas-de-keiko-fujimori-alan-garcia-ollanta-humala-alejandro-toledo/

(2) Ricardo Briceño dijo que Jorge Barata está “confundido o malintencionado” (1° de marzo del 2018). Recuperado de http://rpp.pe/politica/actualidad/ricardo-briceno-dijo-que-jorge-barata-esta-confundido-o-malintencionado-noticia-1107858

(3) Roque Benavides: Confiep recibió US$ 200 mil de Odebrecht para una “campaña en favor de la empresa privada” (1° de marzo del 2018). Recuperado de http://rpp.pe/politica/judiciales/roque-benavides-dice-que-confiep-recibio-aportes-de-odebrecht-para-campana-en-favor-de-la-empresa-privada-noticia-1107933

(4) Entrevista de Milagros Leiva a Roque Benavides en ATV Noticias (2 de marzo del 2018). Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=Ub-OV4zQUEg

(5) Basadre Grohmann, Jorge (2014). Historia de la República del Perú (1822-1933), Tomo 7. Lima: Producciones Cantabria SAC, p. 101.

(6) Malpica Silva Santisteban, Carlos (1993). Pajaros de Alto Vuelo. Alan García, el BBCI y los Mirage. Lima: Librería Editorial Minerva, pp. VII-VIII.

(7) Durand, Francisco (2013). Los Romero: fe, fama y fortuna. Lima: Ediciones El Virrey, pp. 298-303.

(8) Tuesta Soldevilla, Fernando (27 de mayo de 1990). Facturas de la campaña. Recuperado de http://blog.pucp.edu.pe/blog/fernandotuesta/1990/05/27/facturas-de-la-campana/

(9) Vargas Llosa, Mario (1993). El Pez en el Agua. Memorias. Barcelona: Editorial Seix Barral. Digitalizado y corregido por Gingiol (Diciembre de 2004), pp. 87-89. Recuperado de http://www.mercaba.org/SANLUIS/ALiteratura/Literatura%20Peruana/Vargas%20LLosa,%20Mario/Memorias/El%20pez%20en%20el%20agua.pdf

(10) Ibídem, pp. 108-109.

(11) Romero, César (26 de abril del 2004). Campaña de Fujimori en el 2000 costó US$ 80 millones.  Recuperado de http://larepublica.pe/politica/364100-campana-de-fujimori-en-el-2000-costo-us-80-millones

(12) Congreso de la República. Informe Especial de Investigación Junio – 2002. Participación de principales accionistas de Jorbsa, en irregularidades detectadas durante el régimen de Alberto Fujimori Fujimori, pp. 5-8. Recuperado de http://www4.congreso.gob.pe/comisiones/2002/CIDEF/oscuga/informejorbsa.pdf



lunes, 26 de febrero de 2018

La fusión Inkafarma - Mifarma. Apuntes sobre la adquisición de Quicorp por InRetail


Boticas Inkafarma y Mifarma en la Av. Bolívar en Pueblo Libre (Lima). Foto del autor.


El jueves 20 de enero del 2011, el autollamado Grupo Interbank (hoy se hace llamar Grupo Intercorp), informó que adquirió la cadena de boticas Inkafarma. El precio pagado por la empresa Eckerd Perú SA, propietaria en ese entonces de 384 boticas Inkafarma, ascendió a US$ 376.4 millones, el cual fue financiado, parcialmente, por un préstamo del Bank of America por US$ 130 millones.(1) La adquisición fue la mayor de una empresa radicada en Perú desde las transacciones de las acciones de la cervecera Backus en el 2002.

El mercado de cadena de boticas (2) estaba en auge. En 1998, las cadenas de boticas solo tenían 77 establecimientos, pero en el 2010 este número se elevó a 1,436.(3) Inkafarma ya era la mayor cadena de boticas en esa época. Tenía una participación de mercado del 52% que se ha mantenido estable todos estos años, pero su número de boticas aumentó de 432 el 2011 a 1,107 el 2016 (ver gráfico), al mismo tiempo que también aumentaba el número de boticas de la competencia. Son tantas las boticas de Inkafarma, que su gerente general ha dicho: “En algunas localidades, están la comisaría, la parroquia e Inkafarma”.(15)


En el 2012, el Grupo Intercorp agrupó todos sus negocios de retail (boticas, supermercados y centros comerciales) en un holding llamado InRetail Perú Corp, constituido en Panamá. Esta empresa realizó una IPO (oferta pública de acciones) en la Bolsa de Valores de Lima en octubre del 2012. El precio de la acción en la IPO fue de US$ 20 por acción, lo que le daba a InRetail un valor en bolsa de US$ 2,056 millones.

INICIO Y AUGE DE QUICORP

El suizo Frederic Mulder fundó Química Suiza en 1939, una empresa dedicada a la importación y distribución de productos farmacéuticos. Pronto Química Suiza -y los negocios de la familia Mulder- se expandió al rubro de laboratorios, abrieron oficinas en Bolivia, Ecuador, Colombia, Paraguay, Venezuela y República Dominicana, y en el 2005 ingresó al negocio de cadena de boticas adquiriendo Mifarma. En el 2010, los hermanos Mulder Panas crean Quicorp SA, un holding que agrupa todos sus negocios en Perú y en el extranjero.

Boticas Inkafarma y Mifarma en la Av. Saénz Peña en el Callao. Foto del autor

Después que el Grupo Interbank adquiriera Inkafarma, Quicorp realizó una serie de adquisiciones que lo llevaron a convertirse en la segunda cadena de boticas del país.

Más de 15 días después de la adquisición de Inkafarma, el 8 de febrero del 2011, Quicorp adquiere Boticas Torres de Limatambo SAC, que operaba 183 boticas marca BTL. Quicorp tenía, en ese momento, 120 boticas marca Mifarma. BTL fue fundada en 1986 y era controlada por la israelí Teva Pharmaceutical Industries desde 1999.(4)

No pasó ni un año cuando en enero del 2012, Quicorp adquirió Farmacias Peruanas SA y Droguería La Victoria SAC, que operaban la cadena de boticas Fasa.(5) Esta cadena tenía 191 boticas. Ambas empresas pertenecieron a la chilena Farmacias Ahumada, que fue adquirida por la mexicana Grupo Casa Saba en el 2010 y esta vendió sus filiales peruanas valorizadas entre US$ 150 millones y US$ 170 millones.(6)

En los siguientes años, Quicorp manejó tres marcas de boticas: Mifarma, BTL y Fasa, aunque varias boticas BTL y Fasa se fueron convirtiendo en Mifarma. En junio del 2015 ya contaba con 550 boticas y lanza su tienda por conveniencia Mimarket.(7)

El 10 de febrero del 2016, Cencosud anunció que vendió su cadena de 47 boticas PuntoFarma, ubicadas al interior de los supermercados Metro y Wong. Al mes siguiente, Quicorp adquiere Albis SA, empresa que operaba la cadena de boticas Arcangel con 370 locales, además de 80 centros médicos, cinco policlínicos y un laboratorio en Arequipa.(8) De esta manera, Quicorp quedaba como propietario de los dos mayores distribuidores de medicamentos del país: Química Suiza y Albis.(9) En el proceso, Quicorp compitió con InRetail y habría pagado US$ 85 millones, según Alejandro Cornejo, exgerente de marketing de Albis.(8) Con la compra de Albis, Quicorp llegaba a controlar mil boticas en todo el país.

Para ese año, el retail (farmacias y boticas) ocupaba el 51.3% del mercado farmacéutico peruano, de los cuales, la participación del mercado de la cadena de boticas era el 63.1%, según IMS Health, hoy IQVIA, pero ya había una guerra de precios entre Inkafarma y Mifarma.(10)

Por otra parte, otra subsidiaria de Quicorp, Química Suiza Industrial, dedicada a proveer de insumos a las industrias de alimentos, textil y agroindudstrial, planeaba expandirse a Repúb lica Dominicana y Paraguay.(11)

LA MULTA DE INDECOPI

En medio de una guerra de precios entre las cadenas Inkafarma y Mifarma, Indecopi terminó una larga investigación de concertación de precios, que empezó el 2010. En primera instancia, Indecopi multó por concertación de precios en la venta de medicamentos a tres empresas de Quicorp: Mifarma con S/ 128,967.50, Albis con S/ 3,424,610.50 y Farmacias Peruanas con S/ 1,379,261. También multó a Eckerd Perú (Inkafarma) con S/ 3,678,279.50 y a la cadena de boticas regional Nortfarma SAC (Felicidad) con S/ 372,998.50.(12)

InRetail salió con un comunicado (publicado en diversos medios el 10 y 11 de noviembre), en donde señalaba que la supuesta concertación ocurrió cuando ellos no eran dueños de Inkafarma y aceptó pagar la multa. El comunicado de Mifarma (publicado en medios el 11 de noviembre) señalaba que fue en época en que no eran dueños ni de Albis ni de Farmacias Peruanas, que no creía que sus ejecutivos estuvieran involucrados en concertación de precios, pero aceptaba pagar todas las multas impuestas.

Esta concertación de precios ha sido el mayor escándalo del mercado farmacéutico peruano.

LA ADQUISICIÓN DE QUICORP POR INRETAIL

En la edición de Navidad del 2017, la revista Semana Económica informaba que Quicorp estaba en venta, lo cual fue negado. También mencionaba que los posibles compradores podrían ser las brasileñas RaiaDrogasil y Grupo DPSP y la mexicana Cruz Verde y su competidor en el mercado nacional, InRetail.(13) Esto en medio de una guerra de precios entre Inkafarma y Mifarma.

“Existe necesidad de todos los retailers por crecer y el mercado no ha crecido en la misma tasa que lo ha hecho la infraestructura de locales, por lo tanto, la pelea por ganar consumidores va a ser compleja. Ahora nuestro principal competidor reacciona a nuestras acciones comerciales y eso genera más competencia, favoreciendo al consumidor”, señaló en una entrevista Edmundo Yañez, gerente general de Mifarma desde el 2008.(14)

Los rumores continuaron en Gestión y otros medios. Finalmente, la tarde el viernes 26 de febrero, InRetail informó a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) la adquisición de Quicorp por US$ 583 millones. En cuestión de minutos, la noticia circuló en redes sociales y medios de comunicación.

Lo que se sabe hasta ahora es que el proceso de venta de Quicorp demoró más de ocho meses, estuvo liderado por Credit Suisse y que InRetail compitió con una empresa brasileña, un empresa mexicana y un par de grupos chilenos.(15) Rafael Dasso Montero, gerente general de Eckerd Perú (Inkafarma), presidente del directorio de Inteligo SAB, además de director de otras empresas del Grupo Intercorp, declaró que él lideró el equipo de compra de InRetail.(16)

QUICORP AL MOMENTO DE LA ADQUISICIÓN

Gonzalo Rossell, CFO de InRetail, señaló que la adquisición de Quicorp lo ve “como una forma de crecer de manera internacional en Ecuador, Colombia y Bolivia”.(17)

En efecto, según una presentación de InRetail, Quicorp es la mayor distribuidora farmacéutica de la región andina, además de tener sus propias marcas de medicamentos y fabricar marcas de terceros (ver imagen). Además, recalcan que Ecuador tiene un gasto per cápita del retail farmacéutico de US$ 106, más del doble que Perú, mientras que Colombia tiene un mercado de retail farmacéutico de US$ 3,500 millones, más del doble que el mercado peruano.(18)

Fuente: InRetail

Quicorp distribuye los medicamentos de Abbot, GSK, Teva, Novartis, Merck, Reckitt Benckiser y Bayer. Su negocio de distribución cuenta 12 centros de distribución en tres países y sus ventas alcanzaron los S/ 2,700 millones en el 2016. Su negocio retail cuenta con más de mil boticas: más de 480 en Lima, más de 295 en el norte de Perú, más de 225 en el sur de Perú y más de 20 en Bolivia. Sus ventas fueron de S/ 1,900 millones en el 2017.(18)

Rafael Dasso ya advirtió que van a cerrar algunas boticas porque en algunas zonas hay sobreoferta.(19) InRetail ya informó que las ventas combinas del negocio farmacéutico (distribución y retail) alcanzará los S/ 7,000 millones, con un EBITDA de S/ 400 millones y más de 2,100 boticas: más de 960 en Lima, más de 680 en el norte de Perú y más de 500 en el sur de Perú.(18)

La toma del control fue rápida. La compra fue el viernes 26 de enero y el lunes 29 ya Rafael Dasso estaba al mando de Quicorp.(19) Una de las primeras medidas ha sido vender el 50% de las acciones de Sancela Perú a la colombiana Grupo Familia (que ya tenía el 50% restante) por US$ 37.7 millones. Sancela Perú distribuye las toallas femeninas Nosotras y los pañales para adultos Tena.(20) El 50% de Grupo Familia le pertenece a la sueca SCA.

INRETAIL PERÚ CORP Y LA CONFIGURACIÓN DE SU NUEVO NEGOCIO FARMACÉUTICO

InRetail Perú Corp es una de las muchas empresas fundadas por Carlos Rodríguez-Pastor Persivale, quien controla la empresa a través de la participación de cinco empresas: Intercorp Retail Inc. (Panamá) con el 58.04% de las acciones, Inteligo Bank Ltd. (Bahamas) con el 7.61%, NG Pharma Corp (Panamá) con el 6.30%, Intercorp Perú Ltd. (Bahamas) con el 3.26% e Intercorp Financial Services (Panamá) con el 2.33%. En total, Carlos Rodríguez Pastor controla el 77.54% de las acciones de la empresa, mientras el resto está en manos de diversos inversionistas en bolsa, principalmente AFPs.

Intercorp Perú Ltd. es el gran holding de los hermanos Rodríguez-Pastor Persivale que controla casi todas las empresas del grupo. Intercorp Perú tiene el 100% de las acciones de Intercorp Retail e Inteligo Bank, y tiene el 79.78% de Intercorp Financial Services. NG Pharma Corp es de Nexus Group, fondo de capital privado fundado también por Carlos Rodríguez Pastor.


InRetail agrupa tres negocios: supermercados, malls y farmacéutico. El negocio farmacéutico, básicamente desempeñado por Inkafarma, pasó de tener ventas de S/ 1,333 millones el 2011 a S/ 2,624 millones el 2016 (ver gráfico), y todo esta tiempo ha representado alrededor del 33% de los ingresos de InRetail (ver gráfico).


Con la adquisición de Quicorp, el negocio farmacéutico pasará a representar el 60% de los ingresos, estimándose los ingresos de este negocio en S/ 7,000 millones sobre ventas de casi S/ 12,000 millones, aunque la participación del negocio farmacéutico descenderá de 100% a 87%, como veremos después.

En cuanto al diseño del financiamiento para la adquisición,() se hizo lo siguiente:

1.- Eckerd Perú (Inkafarma) obtuvo un crédito puente por US$ 1,000 millones del Citibank y del JP Morgan Chase.

2.- Eckerd realizó un aporte de capital por US$ 410 millones y un préstamo por US$ 200 millones a favor de su subsidiaria IR Pharma SAC, que utilizó US$ 583 millones para comprar el 100% de las acciones de Quicorp.

3.- Eckerd prestó US$ 320.3 millones al patrimonio en fideicomiso InRetail Consumer para la cancelación o redención de bonos emitidos en el 2014 y de un préstamo del The Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ Ltd.

4.- IR Pharma prestó US$ 12.8 millones a Quicorp para que cancele préstamos y para el pago de la transferencia de una marca.

5.- NG Infra II SAC, empresa del fondo de capital privado Nexus Group, realizó un aporte de capital en IR Pharma por US$ 150 millones. A cambio, Nexus Group recibirá el 13% del negocio farmacéutico consolidado, mientras InRetail se quedará con el 87% restante.

La conformación de las subsidiarias de IR Pharma, según InRetail, es la siguiente:


NOTAS

(1) Estados Financieros de InRetail Perú Corp. y subsidiarias al 31 de diciembre del 2011.

(2) Una farmacia es propiedad de un químico farmacéutico; en cambio, una botica es propiedad de una persona jurídica o natural que tiene la obligación de contratar a un químico farmacéutico.

(3) Resolución 078-2016/CLC-INDECOPI fechado el 12 de octubre del 2016 (se conoció el 25 de octubre), pp. 83-84.

(4) Química Suiza compró la cadena de Boticas BTL. Perú: El Comercio. Recuperado de http://archivo.elcomercio.pe/economia/peru/quimica-suiza-compro-cadena-boticas-btl_1-noticia-711071

(5) Farmacias Ahumada de Chile vende Boticas Fasa. Perú: Gestión. Recuperado de https://archivo.gestion.pe/noticia/1363092/farmacias-ahumada-chile-vende-boticas-fasa

(6)  Salazar, Rodrigo. (2012). El mercado después de Fasa. Perú: Perú Económico.

(7) Ochoa Fattorini, Vanessa. (5 de junio del 2015). Quicorp ingresa con Mimarket y suma línea de negocio para Mifarma. Gestión, p. 4.

(8) Mifarma pagó US$85 millones por la compra de Boticas Arcángel, según ex gerente de Albis. (1 de abril del 2016). Perú: Semana Económica. Recuperado de http://semanaeconomica.com/article/sectores-y-empresas/salud/184339-mifarma-pago-us85-millones-por-la-compra-de-boticas-arcangel/

(9) Resolución 078-2016/CLC-INDECOPI fechado el 12 de octubre del 2016 (se conoció el 25 de octubre), pp. 76-77.

(10) Ochoa Fattorini, Vanessa. (7 de noviembre del 2016). Farmacias independientes aún con 36% de mercado pese a guerra de precios. Perú: Gestión, p. 4.

(11) Ysla Camacho, Zaida. (11 de abril del 2016). Química Suiza aumentará portafolio de negocios en la región. Perú: suplemento Día 1 de El Comercio, p. 5.

(12) Resolución 078-2016/CLC-INDECOPI fechado el 12 de octubre del 2016 (se conoció el 25 de octubre), pp. 291-292.

(13) Ruberto, Gianfranco. (24 de diciembre del 2017). Química Suiza estaría en venta. Perú: Semana Económica. Recuperado de http://semanaeconomica.com/article/sectores-y-empresas/comercio/262197-quimica-suiza-estaria-en-venta/

(14) Ochoa Fattorini, Vanessa. (10 de abril del 2017). La competencia ya no es solo entre cadenas sino con los supermercados. Perú: Gestión, p. 6.

(15) Carranza, Gonzalo y Salas Oblitas, Leslie. (29 de enero del 2018). El ‘deal’ del verano. Perú: suplemento Día 1 de El Comercio, pp. 12-13.

(16) Ysla, Bruno. (23 de febrero del 2018). “Se formó un equipo de compras liderado por mí”. Perú: Semana Económica. Recuperado de: http://semanaeconomica.com/article/sectores-y-empresas/comercio/268679-se-formoun-equipode-comprasliderado-por-mi/

(17) Altamirano, Luis. (29 de enero del 2018). InRetail: "Hemos adquirido un distribuidor [farmacéutico] líder en la región". Perú: Semana Económica. Recuperado de: http://semanaeconomica.com/article/sectores-y-empresas/comercio/264823-inretail-hemos-adquirido-un-distribuidor-farmaceutico-lider-en-la-region/

(18) InRetail Perú Corp. (29 de enero del 2018). Acquisition of Quicorp SA, presentación remitida a la SMV.

(19) Lira Segura, Julio; Ochoa, Vanessa, y Melgarejo, Víctor. (29 de enero del 2018). Entrevista a Rafael Dasso, gerente general de Inkafarma. Perú: Gestión, pp. 2-3.

(20) Quicorp vende totalidad de Nosotras y TENA a firma colombiana Grupo Familia. Perú: Perú Retail. Recuperado de: https://www.peru-retail.com/quicorp-vende-totalidad-nosotras-y-tena-firma-colombiana-grupo-familia/

(21) Oficio de InRetail Perú Corp a la SMV del 1° de febrero del 2018. También la presentación citada en la nota 18.



lunes, 22 de enero de 2018

Las invasiones al Morro Solar

Historia de una descuidada zona intangible

La línea que ocuparon los batallones Guardia Peruana N° 1, Cajamarca N° 3 y Ayacucho N° 5 en la batalla de San Juan, actualmente invadida. Foto: Facebook de Jorge Hinostroza Aguilar.

La Resolución Directoral Nacional N° 1342/INC (10/10/2007) aprobó el plano que establece la delimitación de la Zona Histórica Intangible del Morro Solar, donde se llevó a cabo parte de la batalla de San Juan (13/01/1881), la batalla más grande en la historia del Perú y la segunda más grande de Latinoamérica. Si bien con esto se paralizó el proyecto inmobiliario de Gremcitel en la playa La Chira, no ha sido suficiente para paralizar la invasión del Morro Solar.

La Zona Intangible del Morro Solar comprende los cerros conocidos como Salto del Fraile (donde está la Cruz del Papa), Marcavilca (donde están las antenas de televisión), entre otros, además de la playa de La Chira. El último domingo 14, como siempre hago en estas épocas del año, recorrí el Morro Solar con un grupo de amigos. Fue triste contemplar que las invasiones siguen subiendo sobre el morro. Lo más terrible ver fue que casi toda el brazo de Marcavilca que cierra La Chira por el sur, ha sido invadido casi en su totalidad en los últimos 12 meses (ver foto).

Los actuales habitantes de La Chira ignoran que ese lugar que ilegalmente ocupan, fue parte de la batalla de San Juan. En ese sitio estaban los batallones Guardia Peruana N° 1, Cajamarca N° 3 y Ayacucho N° 5, además de una batería de artillería con cuatro cañones Grieve y una ametralladora Nordenfeldt. Ellos fueron atacados por las fuerzas chilenas compuestas por el regimiento Coquimbo y el batallón Melipilla, que eran superiores en número.

En una ampliación de la foto anterior, observamos que parte de la loma ha sido volada y aplanada, en lo que parece un relleno sanitario. Foto: Facebook de Jorge Hinostroza Aguilar.

No solo las invasiones han ocupado el brazo de Marcavilca que cubre la playa de La Chira, sino que han volado parte del cerro y ha sido aplanada, no sabemos si para hacer un relleno sanitario o construir más casas con vista al mar. La tarde de ese domingo, desde donde se encuentran las antenas de televisión, observábamos como dos vehículos operaban en ese improvisado relleno sanitario (ver foto).

Cerro Calavera, en cuya cima estuvo la batería Provisional. Foto: Facebook de Jorge Hinostroza Aguilar.

No solo esa parte de la Zona Intangible ha sido ocupada. Las actuales invasiones ya están llegando a las alturas de Marcavilca, acercándose a donde se ubican las antenas de los canales de televisión. Las precarias viviendas también están subiendo al cerro Calavera y pronto van a ocupar el espacio que ocupaba la batería Provisional en la batalla de San Juan (ver foto). Da pena porque en ese lugar aún se encuentran restos de madera que era parte de la antigua batería.

Las invasiones han ocasionado la pérdida de gran parte de los restos arqueológicos de Armatambo y ocupan la parte del Morro Solar en donde antes se encontraban restos de proyectiles de cañones Krupp del ejército chileno.

Monumento al Soldado Desconocido, sin placas porque han sido robadas. Foto. Facebook de Jorge Hinostroza Aguilar.

Es lamentable como la desidia de las autoridades acaba con uno de los campos de batalla más importante de esta parte del continente. Incluso el Monumento al Soldado Desconocido, que data del año 1922, está sin placas porque se las han robado. Los responsables son la Municipalidad Distrital de Chorrillos, dirigida por Augusto Miyashiro Yamashiro desde 1999, y el Ministerio de Cultura.

Subiendo Marcavilca, se puede observar esta huaca de Chorrillos, en cuya cima hay una cabina telefónica. Foto del autor.



viernes, 12 de enero de 2018

Un relato del incendio de Chorrillos


Foto: Nuestros Héroes. Episodios de la Guerra del Pacífico 1879-1883

Como la distorsión de un acontecimiento se convierte en mito

El jueves 13 de enero de 1881 se llevó a cabo la batalla más grande que hubo en Perú y la segunda más grande de Latinoamérica, superada solo por la batalla de Tuyutí. El ejército chileno (24,000 hombres) venció al ejército peruano (19,000 hombres) en la línea de San Juan, ubicada en los actuales distritos de Chorrillos, Surco y San Juan de Miraflores. Después de la batalla se originaron los hechos de triste recordación que terminaron en la destrucción de Chorrillos, en esa época, un bello balneario de 3,850 habitantes con calles que “apenas tienen tres metros de ancho y son verdaderos callejones”.(1)

El comandante William Alison Dyke Acland, marino británico del HMS Triumph (luego fue almirante y barón), estuvo agregado como observador en el ejército chileno y sobre lo que ocurrió al día siguiente de la batalla, el 14 de enero, escribió que “varios ingleses, mujeres y niños, que habían estado en el pueblo de Chorrillos ayer, habían sido trasladados al Cuartel para su seguridad” y que una “mujer italiana, cuyo marido había sido asesinado en su dormitorio, también había sido traída”. También contó que con el Sr. Scott, un gasfitero, fue a visitar su casa, y encontraron que todo había sido saqueado, “y uno de sus trabajadores, un inglés, estaba tirado en uno de los cuartos con los sesos destrozados”. Entre otras cosas, agregó que fue baleado por tres soldados borrachos.(2) Lo relevante para el presente estudio es su mención sobre la mujer italiana cuyo esposo fue asesinado porque fue es el único testimonio de la época que la menciona.

El testimonio de Acland fue publicado en 1881 en un folleto llamado “Six Weeks with the Chilian Army” pero circuló limitadamente y no fue conocido en el país hasta que en el siglo XX fue traducido al español por Alberto Tauro del Pino y Celia Wu Brading en publicaciones separadas.

EL ASESINATO DE LEONARDI

El jefe de la ocupación chilena de Lima, Patricio Lynch, tuvo que lidiar con los reclamos de los extranjeros por la destrucción de Chorrillos, Barranco y Miraflores, entre ellos, el asesinato de italianos en Chorrillos.(3) Uno de estos debió ser la muerte de Jean-Baptiste Leonardi.

Revisando los oficios que envió el ministro plenipotenciario de Gran Bretaña en Perú, Spenser St. John, a la Secretaría de Relaciones Exteriores de su país, en uno de ellos anexó la declaración del francés Charles Orengo sobre el fusilamiento de tres italianos, un francés y un portugués el 14 de enero (ver aquí) y la declaración de Dolores Hernandez sobre el asesinato de su esposo el 13 de enero.

Dolores Hernandez viuda de Leonardi, natural de Guayaquil, realizó su declaración en Lima el 5 de febrero de 1881 en la Cancillería de la Legación de Italia ante Pierre Noble Perolari-Malmignati, vicecónsul y secretario de la Legación italiana, de la cual se encargaba provisionalmente ante la falta de un ministro. Junto a Dolores Hernandez se presentaron Inocent Leonardi, Paul Deltodesco, Fidèle Giovannini y Jean-Baptiste Bottazzi, los tres primeros naturales de Montecrestese y el último de Pozzolo (Novi), todos ellos comerciantes de Chorrillos.

El testimonio de Dolores Hernandez sobre el asesinato de su esposo es el siguiente (está en español):

“Que como á las diez de la mañana del día trece de Enero pasado la declarante se encontraba en cama, después de tres días de parida, en la última pieza de la pulpería de propiedad del finado de su marido, Juan Bautista Leonardi; á esta hora las tropas chilenas victoriosas rodeaban la pulpería, y no pudiendo escaparse ni su esposo ni ella por el estado de su salud, se encerraron en su pulpería; pero algunos soldados chilenos rompieron las chapas con tiros de rifle y entraron, amenazando de muerte á ambos y á su tierno hijo de tres días, insultándolos por ser italianos y diciendo que como tales, tenían que morir; el nombrado Leonardi logró por algún tiempo, con ruegos y ofreciendo todo lo que poseía, salvar su vida y la de sus deudos; pero en fin, los soldados, después de haber saqueado toda la pulpería y casa habitación, hasta dejar desnuda a la declarante, hicieron tomar asiento á dicho Leonardi encima de la cama junto a su esposa e hijo, y dos entre ellos dispararon sus rifles contra él, que quedó muerto en el acto. La declarante fué salvada por un capitán del ejército chileno, que la entregó al Estado Mayor después de haberle proporcionado un traje para cubrirse. La Hernandez fué conducida al hospital de sangre de Chorrillos, adonde quedó hasta el día diez y siete de Enero, que fué puesta en libertad y se refugió en Lima”.(4)

Inocent Leonardi, Paul Deltodesco y Jean-Baptiste Bottazzi fueron a Chorrillos el 19 de enero, a la casa de donde vivió Juan Bautista Leonardi (o Jean-Baptiste, según la declaración este en español o francés), en la calle del Tren N° 62 y ellos encontraron  el cadáver de Leonardi, al que reconocieron perfectamente. “Él todavía estaba en la cama, como dijo su esposa”.(4)

Fidèle Giovannini dijo que “regresó a dicho lugar el 21 de enero, y encontró el cuerpo de Leonardi quemado en el mismo lugar indicado por su viuda y los testigos antes mencionados”.(4)

Estuve revisando diversos periódicos desde 1881 hasta 1890 y no encontré que se haya publicado los testimonios de estas personas, por lo que parece que permaneció inédito hasta ahora.

No tengo ninguna duda de que Dolores Hernandez es la mujer que describe William Acland en su testimonio.

LA DEMANDA DE DOLORES HERNANDEZ AL ESTADO CHILENO

Después de la guerra, se instalaron tribunales de arbitraje para resolver los reclamos de extranjeros por los daños ocasionados por las fuerzas armadas de Chile. Dolores Hernandez presentó el Reclamo N° 263 al Tribunal de Arbitraje Ítalo-chileno por el asesinato de su esposo.

Dolores Hernandez no solo se presentaba como viuda, sino como representante de Juan Bautista, hijo del fallecido Bautista Leonardi. Hernandez solicitó una indemnización de perjuicios por 30 mil soles plata.

El 5 de enero de 1888 en Santiago, el tribunal se declaró incompetente porque “no se ha presentado certificado consular, ni documento alguno, para acreditar el carácter de súbdito italiano de dicho Bautista Leonardi, i estimado deficiente la prueba testimonial, única rendida para comprobarlo”.(5)

Era imposible para Dolores Hernandez ganar el caso solo con su testimonio. Tenía que haberse presentado el testimonio de algún chileno (tal vez del capitán que la rescató) como testigo, pero en ninguno de los casos que he revisado de los tribunales de arbitraje, jamás se presentó un miembro de las fuerzas armadas de Chile confirmando que lo dicho por el demandante.

LA DAMA DE CHORRILLOS

Las memorias de los sobrevivientes o combatientes de un conflicto bélico son bastante interesantes y leídos porque tienen relatos crudos y desconocidos de la guerra. Un defecto de las “memorias” es que muchas veces fueron escritas varios años después de los hechos y la memoria de una persona es traicionera: se olvidan cosas, se recuerdan de cosas que nunca sucedieron o se relatan mal los hechos, y esto último pasó en un episodio relatado por el chileno Alberto del Solar, oficial del regimiento Esmeralda.

Del Solar narra el incendio de Chorrillos y entre sus anécdotas, relata que un prisionero le contó que mientras andaba por las calles de Chorrillos, escuchó el grito de una mujer y al entrar a su casa, la vio rodeada de 20 soldados ebrios (supuestamente peruanos porque lo llamaban capitán) y a su esposo, un italiano de 30 años, muerto. La mujer era “alta, rubia, mórbida, excepcionalmente bella y de no más de veinticinco años de edad”. Como los soldados decían que la mujer “es nuestra”, ella pidió que la matara “en el caso de que no pueda salvar mi honra” y por eso la mató de un disparo en la sien.(6)

Pienso que la mujer de ese relato se basa en Dolores Hernandez, solo que con varias deformaciones en la historia: los soldados que asesinaron a su esposo y la violentaron eran chilenos y no peruanos, fue un capitán chileno quien la rescató y ella no murió, sino sobrevivió y años después, como ya vimos, solicitó una indemnización al Estado chileno a través de un tribunal de arbitraje.

Así como el británico Acland, tal vez peruanos (prisioneros del Ejército chileno) se enteraron de la historia de esta mujer y con el paso de los años, se deformó la verdad hasta convertirse en un relato que aparece en el libro “Nuestros Héroes”, recopilación de anécdotas verdaderas y cuentas de la guerra.

En uno de los relatos de “Nuestros Héroes” de Nicolás Augusto González, llamado “El Incendio de Chorrillos”, cuenta que los soldados ebrios del regimiento chileno Buin entraron a una casa en Chorrillos, le pidieron a una anciana la llave de las cómodas a quien luego golpearon y después violaron a una joven de 22 años. La joven se recuperó después, tomó un rifle Remington y aprovechando que los soldados estaban ebrios, mató a cinco de ellos. La joven luego se suicidó arrojándose al mar desde el muelle.(7)

No he encontrado en libros, periódicos y archivos de la época un relato como el narrado por  Nicolás Augusto González, por lo que pienso que también puede ser el de la misma Dolores Hernandez, pero deformado como lo hizo Alberto del Solar.

NOTAS

(1) Mariano F. Paz Soldán. 1877. Diccionario Geográfico Estadístico del Perú, p. 318. Lima: Imprenta del Estado, calle de la Rifa.

(2) William A. Dyke Acland. Informes sobre la Defensa de Lima, p.98; en: Revista San Marcos N° 20 de 1879, Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

(3) Patricio Lynch. 1882. Memoria que el Jeneral en Jefe del Ejército de Operaciones en el Norte del Perú presenta al Supremo Gobierno de Chile, p. 114. Lima: Imprenta Calle de Junín Núm. 255.

(4) Public Record Office. 1882. Correspondence respecting the conduct of war against Peru by Chile 1879-81, pp. 64-65.

(5) Tribunal Arbitral Ítalo-chileno. 1891. El Tribunal Ítalo-chileno en las reclamaciones deducidas por súbditos italianos contra el gobierno de Chile 1884-1888, p. 329.

(6) Alberto del Solar. 1910. Diario de Campaña, pp. 114-118. Disponible en: ˂http://www.laguerradelpacifico.cl/Biblioteca/diario%20de%20campana.pdf˃ Visitada el 11 de enero del 2018.

(7) Nicolás Augusto González. 1903. Nuestros Héroes. Episodios de la Guerra del Pacífico 1879-1883, pp. 149-153. Lima: J. Boix Ferrer, editor.