Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

viernes, 15 de octubre de 2010

El primer título del Sport Boys hace 75 años



Hace 75 años el Sport Boys obtuvo su primer título oficial de primera división, en ese entonces conocido como Campeonato de Selección y Competencia, que incluía sólo equipos de la capital, organizado por la Liga Provincial de Football de Lima y era el único reconocido por la FPF en ese entonces. Este era un torneo amateur, pues los jugadores de los equipos generalmente recibían un salario por partido jugado y no por todo el año, y cuando no estaban en temporada se dedicaban a otras labores (carpinteros, obreros, albañiles, etc.) para poder vivir. En esa época, sólo había torneos profesionales en Sudamérica en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. El primer torneo profesional en Perú recién se realizó en 1951 y será tema de otro post.

El campeonato de 1935 iba a ser diferente al de los años anteriores debido a los problemas ocasionados por la forma de este. La principal diferencia era que ya no se iba a jugar el torneo de reservas, pues en años anteriores los puntajes obtenidos en este torneo se dividían entre 4 y se aumentaba al puntaje obtenido en el torneo de primeros equipos, definiéndose así el campeón. Otro era que los 10 equipos de primera división fueron divididos en dos divisiones de 5 equipos cada uno, Primera A y Primera B. En la Primera A estaban Alianza Lima, Universitario, Sucre FBC, Sport Boys y Tarapacá Ferrocarril. En la Primera B, equivalente a una segunda división, estaban el Sport Progreso, Sporting Tabaco, Carbone, Melgar y Ciclista Lima. El Sport Boys era el único equipo del Callao en la primera división de la Liga de Lima, pues el otro equipo porteño de importancia, el Atlético Chalaco, desde hacía varios años atrás que jugaba en la primera división de la Liga del Callao, equivalente a la liga provincial de la actualidad.

El puntaje dado era de 3 puntos por partido ganado, 2 puntos por partido empatado y 1 punto por partido perdido. Los torneos en esa época se jugaban a una sola rueda, en el antiguo Estadio Nacional.

El campeonato de ese año comenzó tarde y en el diario El Callao del 11 de septiembre de 1935 cuando publicó el fixture del campeonato, comentó sobre la Liga de Lima: “... Era ya tiempo que tomara tal resolución, porque sino pasaría lo de siempre: que se tuviere que jugar en los meses de verano...”. También comentó lo siguiente:

“... Suponemos que ahora que se inicia el campeonato de Selección y Competencia, la Liga de Lima habrá tenido muy en cuenta el tomar algunas resoluciones para castigar a esos malos elementos que actúan en canchas deportivas y que, equivocando su misión cuando se ven burlados no atinan sino, a anular al contrario en cualquier forma y de cualquiera manera sin importarle nada las consecuencias. De desear sería, pues que la Liga y la Federación de Fútbol fueran inflexibles ante esos elementos para que sean echados de nuestro estadios”.

Pues ya vemos que desde 1935 existía la preocupación que generaban los hinchas violentos en los estadios.

Ahora vamos a narrar los partidos del Sport Boys que lo llevaron al campeonato tomando como fuente las narraciones de la época.

Domingo 15 de septiembre: Sport Boys 2 – Alianza Lima 1
El campeonato empezó con el partido entre Sport Boys y Alianza Lima en el antiguo Estadio Nacional. Había mucha expectativa por este encuentro pues ambos equipos le habían ganado al Magallanes, campeón de Chile (fue tricampeón, desde 1933 hasta 1935), que meses antes estuvo de gira por Lima. En el campeonato del año anterior el Boys le había ganado al Alianza por 4-1, que tenía por estrellas a Alejandro Villanueva, al arquero Valdivieso, a Puente, a Lavalle y a Magallanes, este último considerado el mejor delantero de Perú.

Vemos a Víctor Lavalle en primer plano, presionado por Westres y con Soria presto a intervernir

El partido fue bastante violento por parte de los jugadores de Alianza y el árbitro Rottman tuvo mala actuación. En el periódico El Callao del 16 de septiembre encontramos lo siguiente:

“... No se puede pasar desapercibido el juego fuera de todo control que emplearon los jugadores del Alianza, pues la mayoría de ellos trataron de anular a sus rivales en cualquier forma, utilizando para el caso la zancadilla artera o el puntapié innoble...

... Lo más grave todavía fue que el juez que en una ocasión determinó la expulsión de un jugador, inmediatamente se retractó de su determinación y aceptó que el causante de la falta que él consideró grave, siguiera actuando...

... Jorge Alcalde era fauleado y 2 ó 3 minutos después volvía a caer ante otro foul mal intencionado...

... Chappel, ante una buena intervención, caído, era pisado en la cara... ”.


Sport Boys fue superior en el partido, con un juego veloz y técnico. El Boys atacó desde el primer minuto, pero a los 3 minutos, Magallanes del Alianza, corre por el centro de la cancha, supera al defensa Castillo del Boys, y hace un pase, con el balón pasando entre los defensas porteños Chappel y Pardo, a Alejandro Villanueva que anota el gol para Alianza.

En esta jugada, un despeje del "mago" Valdivieso

A los pocos minutos, en un ataque del Boys, Portal hace un centro a Jorge Alcalde, quien es fouleado por Víctor Lavalle e Infantas, cobrando el penal Teodoro Alcalde empatando el partido de esta manera. Después de esto empezó el juego fuerte por parte de los jugadores Villanueva y Lavalle de Alianza Lima.

Teodoro Alcalde lanza un centro que nadie intercepta, pero Baldovino dispara de tiro rasante y anota el segundo del Boys, habiendo volteado el partido el equipo porteño en menos de media hora.

En el segundo tiempo se acentuaron las faltas y no hubo más goles. Jorge Alcalde tuvo que salir por una falta de Víctor Lavalle y apenas regresó, fue nuevamente golpeado por un encontronazo con Lavalle y Valdivieso. Un ofuscado Teodoro Alcalde le dio un puntapié en el estomago a Infantes y el árbitro lo expulsó, pero luego rectificó su medida y siguió jugando Teodoro Alcalde.

Lo peor del encuentro vino en los últimos minutos como narra el corresponsal del diario El Callao:

“... Sin que mediara nada Puente foulea a Portal ordenando el juez su expulsión. Este acata la orden, pero después de muchas discusiones, en las que, quien más discute es Miguel Rostaing quien tuvo actitudes ingratas y hasta quiso agredir al juez, retirándose este breves momentos para volver al juego.
Lavalle en una escapada le sale al encuentro Chappel, este muchacho atina a despejar y cae, pisándole la cara a Lavalle. Poco después termina el partido ...”.


La fecha terminaba recién el domingo 22 de septiembre con el partido entre Universitario y Tarapacá Ferrocarril, que terminó empatado.

En el diario El Callao del 21 de septiembre había una queja contra este torneo:

“… Bien sabido es que en otros países, como por ejemplo Argentina, los Torneos de Selección y Competencia son los más importantes. Acuden los hinchas de los equipos en número que sobrepasa toda suposición, especialmente cuando estos equipos en la temporada anterior han quedado más o menos en igualdad de condiciones, pero aquí no pasa lo mismo. Los jugadores Ases poco es el interés que le prestan a dichos torneos y sólo para las competencias internacionales acuden y hacen entrenamiento.

Tal es el estado de cosas no tiene cuando acabar, y es por eso que la afición desde hace ya dos años tampoco presta su apoyo a esos torneos oficiales”.


Como vemos, hay un reclamo contra los jugadores, porque presentaban un mejor nivel en partidos internacionales (en esa época habían más partidos internacionales amistosos que ahora) y no se preocupaban mucho por el campeonato local, explicando de esa manera la poca asistencia.

Domingo 29 de septiembre: Sport Boys 5 – Tarapacá Ferrocarril 2
La segunda fecha se debía iniciar el martes 24 de septiembre (feriado) con el partido entre Alianza Lima y Sucre F.B.C., pero ese partido no se jugó y se aplazó hasta noviembre.
Este partido no tuvo buen nivel, ni siquiera el Boys jugó bien, a pesar del resultado abultado. El Tarapacá Ferrocarril recurrió al juego brusco desde que iba con el marcador en contra.

Los equipos fueron:

Sport Boys: Oxley; Chappel, Pardo; Portal, Castillo, Pacheco; Baldovino, Aróstegui, Jorge Alcalde, Westres y Teodoro Alcalde.

Tarapacá Ferrocarril: Huby; Paulet, Bolívar; Baeza, Boveda, Cruz; Pedraza, Torres, Panizo, Quiles y Cuenca.

En esos tiempos, el esquema táctico usualmente usado era el 2-3-5, aunque en los delanteros habían dos interiores, que jugaban más retrasados que los punteros y el centro-delantero.

El primero gol lo hizo el Tarapacá a los 5 minutos, cuando un tiro de Quiles se le escurrió al arquero del Boys. Quiles fue el jugador más peligroso del Tarapacá y los zagueros del Boys no tuvieron una buena tarde. En una jugada, Quiles se fue por la izquierda y centró, anotando Pedraza el segundo para el Tarapacá.

A los 25 minutos, un débil rechazó de Huby permitó que Aróstegui rematara anotando el primero del Boys. Dos minutos después, Baldovino empataba el partido.

En el segundo tiempo se hizo evidente el desgaste físico de los zagueros del Tarapacá. Jorge “Campolo” Alcalde anotó el tercero del Boys de un cabezazo. En una jugada dividida, Bolívar y Campolo fueron hacerse del balón y ganó Campolo, que se llevó a Bolívar, Cruz y Huby para anotar el cuarto del Boys. Después, expulsaron a Paulet del Tarapacá porque le dio una planchada a Campolo Alcalde, cuando este se hizo el balón después de saltar, retorciéndose en el piso por el dolor. En el minuto final Campolo Alcalde anotó el quinto del Boys.

Domingo 6 de octubre: Sport Boys 3 – Universitario 2
La tercera fecha se inició con el sábado 5 de octubre con el partido entre Sucre F.B.C. y Tarapacá, que terminó ganando Sucre, completando la fecha el partido entre Sport Boys y Universitario. En este partido, aunque Universitario era el último campeón, el Boys era favorito porque Universitario no tuvo un buen desempeño en la primera fecha. Universitario intentaba alinear a
Lucho Lauza, que estaba lesionado, porque no tenía puntero izquierdo.

En el diario El Callao del 5 de octubre encontramos una interesante nota escrita bajo el seudónimo de Zaitolín, que da el siguiente análisis de ambos equipos:

“No vamos a ser tan ingenuos que no consideremos, individualmente, a los jugadores universitarios, superiores a los del Sport Boys, pero analizando bien a cada uno de ellos, sacamos como consecuencia, que hay mayor porcentaje de efectividad en los del Sport Boys, por cuanto, en la actualidad, se ha visto que actúan en completa armonía con el juego asociado, mientras el Unviersitario lo consigue todo, con su mayor empuje, con la decisión de sus intervenciones y hasta con mayor pujanza, pero en ningún momento con más técnica que los del Sport Boys”.

También el artículo crítica el juego brusco que practican los equipos del campeonato, demasiado tolerado por los árbitros.

Los equipos formaron de la siguiente manera:

Sport Boys: Marchena; Chappel, Pardo; Portal, Castillo, Pacheco; Alberto Baldovino, Enrique Aróstegui, Jorge Alcalde, Aquiles Westres y Teodoro Alcalde.

Universitario: Criado; Denegri, Arturo Fernández; Sayers, Arce, Jordán; Souza, Tovar, Lolo Fernández, Alegre y Pacheco.

A los 10 minutos del partido, los arcos de ambos equipos ya habían sufrido ataques. En una jugada, Pacheco le pasa a Castillo, que avanza un poco y le da un largo pase a Jorge Alcalde, quien descuenta a Denegri y se va solo, el arquero Criado sale de su arco, pero Alcalde de tiro rasante anota el primer gol del partido a los 14 minutos.


Este es el equipo que le ganó a la U. De Izquierda a Derecha:
Jorge Alcalde, Teodoro Alcalde, Guillermo Aróstegui y su hermano Enrique, Aquiles Westres,
Jorge Portal, Raúl Chappel, Jorge A. Castillo, Miguel Pacheco, Alberto Baldovino, César Pardo y
los arqueros Marchena y Oxley.

Universitario reacciona: Lolo y Souza disparan de larga distancia sin resultado. A los 20 minutos, Fernández y Denegri cometen faltas dentro del área sin ser sancionadas. Universitario ataca insistentemente entre los minutos 25 y 29 sin éxito. Sobre los 30 minutos, Portal logra hacerse del balón, le pasa a Castillo, quien rápidamente le pasa a Baldovino, quien centra, Criado sale a atajarla, pero Jorge Alcalde con un salto le quita la pelota casi de las manos y de cabezazo anota el segundo gol.

El juego se vuelve brusco, pues a los 31 minutos Sayers le da una planchada en la cara a Castillo, quien siguió jugando después de ser atendido. Desde el minuto 32 hasta el fin del primer tiempo es Universitario quien domina el partido, pero son sus delanteros los que fallan frente al arco. Fue en el minuto 39 que Lolo Fernández anota un gol que asombra a todos, pues nunca antes se había realizado un gol de esa manera. Arturo Fernández hace un largo pase que es disputado por Lolo y Portal, gana Lolo que dispara a Marchena, rebotando la pelota y Lolo va por ella, disparando nuevamente y anotando el descuento para Universitario. En el diario El Callao del 7 de octubre, bajo la nota Ángulo Inverosímil se relató el gol de la siguiente manera:

“Nunca se ha visto producir un goal de esa manera en Lima. Fernández, después de haber rebotado el balón en el cuerpo de Marchena, acudió presuroso a disputarla nuevamente.
En posesión de la pelota, volvió a disparar, desde cerca de 50 centímetros de la línea de out y por lo tanto, el arquero pudo haber bloqueado el disparo, ya que tenía suficiente espacio para hacerlo, pero falló en su intento y el balón quedó alojado dentro de la red.
Fue alabado como se debía ese gran esfuerzo del delantero universitario, y como hemos dicho, fue producido desde un ángulo inverosímil, desde donde es tan difícil tener precisión”.

En el segundo tiempo es Universitario quien también empieza dominando el partido, pero cometiendo muchas faltas, especialmente Sayers. Es partir del minuto 17 en que hay ataques alternados sobre ambos arcos. Aunque Universitario sigue dominando, a los 27 minutos Denegri corta un ataque de Baldovino y se sanciona penal a favor del Boys, anotando Teodoro Alcalde el tercer gol. La U no se desmoraliza, sigue atacando y en un descuido del zaguero Pardo, él deja pasar el balón para que lo recoja el arquero, pero lo coge Tovar, quien cerca del arco anota el segundo para la U. Universitario sigue atacando hasta el final, pero no logra concretar.

Con este resultado, la U queda sin posibilidades para el título mientras el Boys tenía la primera opción para coronarse campeón.

En la siguiente fecha descansaría el Boys. La fecha sería el sábado 12 de octubre con el partido entre Alianza y Tarapacá, que terminó ganando Alianza, y se completó el domingo 13 de octubre con el partido entre Universitario y Sucre F.B.C., que terminó ganando la U.

El problema se originó días después, cuando el Tarapacá entabló un reclamo contra la U, para ganar el partido que terminaron empatado 1-1 por walk over, ante la Liga Provincial de Fútbol de Lima. Inclusive, en cartas publicadas en diarios limeños, la U acusaba al Presidente de la Liga de proteger a Alianza con el interés de que se haga realidad una gira internacional, porque Alianza quedaría por encima de Universitario en la tabla final del Campeonato. También la U pidió la intervención de la Federación Peruana de Fútbol. El 17 de octubre debió haberse llevado una sesión para discutirse estos problemas, pero no se llevó a cabo por falta de quórum, aunque no faltaban tantos delegados, y los que estaban, discutían acaloradamente, por lo que se aplazó la discusión hasta la sesión ordinaria del 23 de octubre.

En el diario El Callao del 18 de octubre hubo el siguiente comentario:

“Muchas veces nos hemos ocupado de las “complacencias” de la Liga de Lima con los equipos del “Alianza Lima” y “Universitario de Deportes”. Por querer darles facilidades y granjerías que a los demás restringía, se han visto hechos irregulares.
En la actualidad, exasperados ya por las facilidades otorgadas dadas a estos en menoscabos de otros, tenemos que se han producido un lío y un reclamo justo del Universitario…
… En varias oportunidades y desde esta misma sección, hicimos ver los errores que cometía la Liga con ciertas facilidades que se daban a los clubes Ases, pero como ahora, parece que se han excedido, viene una tirantez de relaciones que les comentamos en términos genéricos porque seguramente se buscará una solución decorosa al asunto …”.

Domingo 20 de octubre: Sport Boys 3 – Sucre F.B.C. 1
La última fecha se inició el domingo 20 con el partido entre Boys y Sucre. Era un partido que no era muy esperado pues se confiaba en el triunfo del Boys, inclusive en el diario El Callao del 16 de octubre podemos leer:

“… En la actualidad, después que estos muchachos (Boys) han vencido a cuadros tan destacados como el Universitario y Alianza Lima, se tiene evidencia que el resultado del match del domingo les será favorable, pero existe curiosidad por ver la forma como actuaran estos conjuntos.
Con respecto al Sucre, el poderío de su cuadro no es para tomarlo como un rival demasiado serio y aunque tiene entre su elemento a muchachos que vienen destacando, la fuerza de su conjunto no ha llegado a ser como la del Sport Boys …”.

Finalmente, el Boys se impusó al Scure F.B.C., pero sin sobresalir como en otros encuentros, inclusive, el periodista del diario El Callao escribió:

“… Ganó el Sport Boys por 3 tantos a 1, pero sin rendir el juego que la afición pudo admirar cuando este mismo equipo se enfrentó al Universitario y al Alianza Lima, y si en los últimos momentos del segundo tiempo, imperaba en la cancha, fue porque tenía el score a favor y por lo tanto, asegurada su victoria…”.

Los equipos formaron de la siguiente manera:

Sport Boys: Marchena; Chappel y Cardo; Portal, Castillo y Pacheco; Teodoro Alcalde, Westres, Jorge Alcalde, Aróstegui y Baldovino.

Sucre F.B.C.: Raggio; Ortega y Guerra; Rouchi, Loayza y Tenemás; Yusti, Otero, López, Leguía y Lavalle.

En el primer tiempo el Boys no pudo anotar y fueron sus rivales quienes llegaron con mayor peligro al arco. Al comienzo del partido, un error de Pacheco hace que casi Sucre anote el primero del partido y a los 5 minutos, el Sucre ya había llegado en 3 ocasiones al arco del Boys. A los 23 minutos, Leguía da un pase largo, Chappel no puede interceptarlo, el puntero derecho Lavalle se hace de la bola y dispara cruzado anotando el único gol del Sucre.

En el segundo tiempo, el Sucre sigue dominando el partido en los primeros 10 minutos, pero en el minuto 14. Chappel frena un ataque del Sucre, quien pasa a Jorge Alcalde, este va burlando rivales hasta pasar a su hermano Teodoro, que de un fuerte disparo anota el empate para el Boys. A partir de ese gol, el Boys empezó a dominar el partido. A los 20 minutos, le cometen un foul a Baldovino, cobra Portal el tiro libre, que cabecea Jorge Alcalde y nuevamente cabecea Westres, anotando el segundo gol para el Boys. A los 31 minutos, nuevamente anota Westres tras centro de Jorge Alcalde.

El partido termina 3-1 y con este resultado queda campeón el Boys antes de que termine el torneo, con puntaje perfecto, 12 puntos. Los primeros en felicitar a los campeones fueron los jugadores del Sucre con apretones de manos. El diario El Callao del 21 de octubre dice lo siguiente:

Gualberto Lizárraga, quien fue paseado en hombros al final del partido por los jugadores del Boys

“…El público todo aplaudía a los ‘boys’ y éstos, al notar en la tribuna a Gualberto Lizárraga, el ‘hombre’ que los formara desde infantiles, no pudieron menos que reclamarlo y a viva fuerza le pasearon en hombros, demostrando su gratitud para este esforzado luchador a quien la afición le debe tanto, y quien, formara al equipo y lo sostuviera con sus concejos en diversas categoría…”.

El domingo 27 de octubre debió jugarse el partido entre Alianza y U que cerraba la fecha, pero este partido no se llevó a cabo. En el diario El Callao del 28 de octubre encontramos lo siguiente:

“… Era público y notorio que el Universitario no se presentaría a jugar porque bien claro lo había expuesto en diversas notas que se dieron a publicidad en las que, después de enumerar una serie de irregularidades de la Liga limeña, ha pedido a la Federación declare la Liga en estado de reorganización y así van las cosas… mientras se resuelve lo conveniente.
Ayer, como decimos, la Liga anunicó el match entre Alianza-Universidad, pero a la hora del partido, Alianza Lima se acreditó la victoria por walk over, por inasistencia de su rival. Victoria de méritos que ratifica la Liga en resguardo de sus acuerdos y resoluciones…”.

El 3 de noviembre se jugó el partido entre Alianza y Sucre, el último que faltaba para terminar el campeonato y correspondiente a la segunda fecha. Alianza Lima se preparaba para una gira a Chile, que será motivo de otro post, y había tenido una buena preparación, por lo que ganó fácilmente 4-0 y con 9 puntos quedó segundo en el campeonato de “Selecciones y Competencias”.

En cuanto al equipo del Boys, conservó la misma base con el cual fue nuevamente campeón en 1937 (no hubo campeonato en 1936). El mejor jugador de esta generación fue Jorge Alcalde (1913–1990), considerado el mejor jugador del Sudamericano de Lima en 1939, cuando Perú ganó su primera Copa América; jugó en River Plate y otros equipos de Argentina y Uruguay; también fue campeón con Universitario en 1949, en donde jugaban otros ex-Boys de 1935 y 1937: su hermano Teodoro Alcalde y Segundo Castillo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario