Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

domingo, 20 de noviembre de 2011

El problema entre Sunat y Telefónica del Perú

Los recientes artículos periodísticos sobre la deuda que tiene Telefónica del Perú y la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) me han llevado a escribir sobre este tema y especificar algunos detalles judiciales del problema.

Telefónica del Perú tiene deudas con la Sunat por concepto de impuestos de los años 2000 y 2001, por aproximadamente S/. 2,300 millones, aunque las provisiones de Telefónica suman sólo S/. 1,459.8 millones según sus Estados Financieros al 30 de septiembre del 2011. El Tribunal Fiscal ya determinó que Telefónica tiene que son exigibles S/. 1,600 millones, mientras que el resto están en observación.

El pasado mes de abril, Telefónica del Perú entabló una demanda contra la Sunat y el Tribunal Fiscal, pretendiendo la nulidad parcial de las Resoluciones del Tribunal Fiscal (RTF) N° 17044-8-2010 del 27 de diciembre del 2010 (ampliada en la N° 1853-8-2011 del 3 de febrero del 2011) y N° 17133-8-2010 del 28 de diciembre del 2010.

En la RTF N° 1853-8-2011, Telefónica cuestiona 5 reparos por el Impuesto a la Renta de los años 2000 y 2001, que son: cargas financieras por financiamiento externo, provisiones por cobranza duda no sustentada de acuerdo a ley, documentos que no sustentan alquiler de espacios de teléfonos públicos, enajenación de bienes por transferencia patrimonial a Telefónica Móviles y egresos administrativos y generales, sumando los dos primeros el 67% de la deuda. En la RTF N° 17133-8-2010 cuestiona el cobro de intereses de los pagos correspondientes al año 2000. Además, Telefónica pretende un reconocimiento judicial de los gastos deducidos del Impuesto a la Renta de los años 2000 y 2001.

El proceso se encuentra en 1° instancia judicial, pendiente de sentenciar, habiéndose emitido Dictamen de la fiscal Rosanna Trillo Flores de la Tercera Fiscalía Provincial Civil de Lima, contra el cual no procede recurso de nulidad alguno, siendo acto seguido dictar sentencia, para luego acceder a la segunda instancia judicial. Trillo afirma que la deuda de Telefónica debía reducirse en S/. 971 millones. El fallo definitivo puede tardar de 3 a 5 años.

La medida cautelar de Telefónica

El pasado 14 de julio, Telefónica del Perú solicitó una medida cautelar en el 8° Juzgado Contencioso Administrativo Transitorio. El último 21 de octubre, mediante Resolución N° 2, el juez Alberto Cueva otorgó una medida cautelar que ordena suspender los efectos de la RTF N° 17044-8-2010, no en los cinco reparos exigidos por Telefónica, sino sólo en tres: cargas financieras, provisiones por cobranza dudosa y documentos que no sustentan gastos (alquiler de espacios en bodegas para teléfonos públicos), que suman el 68.5% de la deuda exigible. Se le rechazó a Telefónica la medida cautelar respecto a la RTF N° 17133-8-2010.

La misma resolución establece una fianza bancaria de US$ 5 millones, que Telefónica ya hizo llegar al juzgado.

Lo criticable, es que el juez Cueva utiliza el mismo fundamento jurídico expuesto por Telefónica del Perú y por la fiscal Rosanna Trillo.

La Sunat se opone a la medida cautelar porque es contraria a nuestro ordenamiento legal. Ha presentado un recurso de oposición que se fundamenta en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional que es favorable al Estado en los temas de cargas financieras y provisiones de cobranza dudosa.

Sunat cuestiona la provisión por cobranza dudosa de Telefónica del Perú, sustentándose en que los clientes si han pagado, pero que todavía aparecen como deudores. En el 2002, la Sunat verificó una muestra de 4 mil morosos, de los que el 90% acreditó estar realmente al día en sus pagos. El problema se originaría en que Telefónica cataloga una deuda incobrable a los recibos no cancelados con cuatro meses de antigüedad cuando para la Sunat, es de un año y con un análisis previo.

No es la única deuda

El Tribunal Fiscal está por resolver una segunda acotación por las deudas de los años desde el 2002 hasta el 2005, que suman S/. 1,377 millones.

¿Tendrá Telefónica del Perú como pagar? Telefónica tendría que hacer lo que muchas empresas hacen para pagar sus deudas a la Sunat: fraccionar la deuda para pagarla en varios años.

Revisando sus Estados Financieros auditados, vemos que en el 2001 obtuvo una pérdida neta de S/. 147.6 millones, habiendo sido su resultado antes de participaciones e impuesto a la renta de S/. 183.9 millones, por lo que es evidente que ese año no tenía la suficiente liquidez para cancelar su deuda a la Sunat pero ¿cómo está ahora?

En el 2010 tuvo un resultado antes de impuestos de S/. 1,065.5 millones y al 30 de septiembre del presente año, su resultado antes de impuesto es de S/. 719.1 millones. Si sabemos que su deuda total es de casi S/. 3,700 millones y ha provisionado menos de la mitad, es difícil que Telefónica del Perú este en capacidad de pagar todo junto, sino que lo hará fraccionado en caso salga todo favorable al Estado peruano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario