Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

miércoles, 11 de enero de 2012

El primer campeonato profesional de fútbol peruano en 1951

En 1951 se realizó el primer campeonato de fútbol profesional en Perú. Este torneo fue importante porque significó el paso del amateurismo y la institucionalización del profesionalismo, aunque los jugadores de fútbol ya cobraban, de manera irregular, en las dos décadas anteriores.

Desde 1927 se llevaba a cabo en Lima el Campeonato de Selección y Competencia, entre clubes de Lima y Callao, antecedente del Descentralizado actual. En 1950, este campeonato obtuvo ingresos por taquillas de S/. 3.8 millones y pagó impuestos por un millón de soles de oro. De la suma restante, el Comité Nacional de Deportes recibió S/. 300 mil y la Federación Peruana de Fútbol S/. 200 mil. Los jugadores ganaban en promedio S/. 320 mensuales.(1)

El campeonato era organizado por la Asociación Central de Fútbol, antecedente de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional, y sólo incluía clubes de Lima y Callao. Los clubes participantes en este campeonato eran: Alianza Lima, Atlético Chalaco, Centro Iqueño, Ciclista Lima, Deportivo Municipal, Mariscal Sucre, Sporting Tabaco, Sport Boys, Universitario y Unión Callao.

Los partidos se jugaron en el original Estadio Nacional, con capacidad de 22 mil espectadores, que sería cerrado al final del torneo para remodelarlo. Sería el último torneo que se jugó en ese estadio. Regularmente ahí se jugaban hasta tres partidos los sábados y hasta tres los domingos.

El Sport Boys tenía como DT a Alfonso Huapaya, considerado el mejor entrenador de su época.

Lo cierto es que Perú estaba retrasado en el fútbol profesional. En Argentina se jugaba fútbol profesional desde 1931, en Uruguay desde 1932, en Brasil desde 1933, en Paraguay en 1935, en Chile desde 1936, en Colombia desde 1948, en Ecuador desde 1950 y en  Bolivia desde ese mismo 1951, pero cuyo campeonato terminó antes de que se iniciara el campeonato en Perú.

Las estrellas retornan de Colombia. El apoyo del gobierno

Este campeonato profesional permitió un aumento considerable en los sueldos de los jugadores y se repatriaron a varios nacionales que jugaban en Colombia, como Valeriano López, “Vides” Mosquera, Carlos Gómez Sánchez, Ismael Soria, Alejandro González, Félix Castillo y Gilberto Torres, quienes arribaron a partir de abril de 1951.

El Presidente de la República, Manuel A. Odría, amnistió a los jugadores peruanos de la liga colombiana para que jueguen en el campeonato local, pues estaban castigados a perpetuidad por jugar en esa liga, considerada pirata por no estar inscrita en la FIFA (esto le permitía a los clubes colombianos contratar jugadores sin pagar su carta pase). Incluso, se formó un Fondo Pro Jugadores Amnistiados, que asumiría parte del sueldo de los jugadores -hasta S/. 10 mil-, que fueran contratados por algún club peruano. Esto fondo no cumplió con los pagos a tiempo, pues en noviembre todavía debía S/. 10 mil al delantero del Centro Iqueño, Alberto Loret de Mola.(2)

El Fondo de Amnistiados había gastado S/. 446 mil hasta octubre. Su financiamiento provenía de partidos amistosos e internacionales jugados a comienzos de año, así como ingresos de la FPF y del Comité Nacional del Deporte. Los clubes que más gastaron del fondo fueron la U con S/. 83,908.99 y Alianza con S/. 80,864.96. El jugador que más costó fue Walter Ormeño del Sucre, pues se desembolsaron S/. 18 mil por él, mientras el jugador por el que más se gastó fue Gilberto Torres de la U, pues se le pagó S/. 17 mil por su contrato y S/. 4,665.25 para pasajes aéreos de Colombia a Perú.(3)

El fondo también fue objeto de críticas en su manejo de dinero. El diario La Crónica del 6 de noviembre, publica las denuncias de que había una partida de S/. 7 mil soles para propaganda y viajes que debía aclararse, además de que un club tomó sin permiso S/. 50 mil para emplearla en obras del mejoramiento de su local en el puerto.

La estrella del primer campeonato profesional de fútbol peruano fue Valeriano López (1926-1994), quien regresó al país tras jugar dos años en el Deportivo Cali, pero su debut no fue nada bueno a pesar de la gran expectativa que causó. El Boys fue goleado 5-2 por el club brasilero América, subcampeón del Campeonato Carioca (estadual de Rio de Janeiro), el jueves 3 de mayo en partido amistoso de la temporada internacional. El “Tanque de Casma” había regresado al país fuera de forma y esto ya lo había declarado el Presidente del Chalaco, Claudio Martínez Jr.: “Según mis informes se encuentra fuera de forma este muchacho. Ha venido muy mal de Colombia”. Lo bueno fue que en su debut, el club obtuvo una taquilla de más de S/. 200 mil, la más alta de la temporada internacional.

Otro que causó gran expectativa por su retorno fue Máximo “Vides” Mosquera (1926-actual comentarista de Ovación), cuyo fichaje estuvo disputado por Alianza Lima y Municipal. Vides Mosquera admitió a su arribo al aeropuerto que estaba fuera de forma y a las preguntas del periodista del diario La Crónica, respondió:

“¿Le pagaron lo que le debían en Cali?

¡Qué ocurrencia! – Respondió Vides – A los peruanos son a los que peor nos tratan los dirigentes colombianos… Yo firmé contrato con el América, recibiendo 2,500 dólares por temporada. He estado 6 meses en Cali y sólo me han dado 300 dólares, más mi cesantía que alcanzo a redondear 450 pesos colombianos. Es un abuso”.(4)

Estas declaraciones desmienten la opulencia de la famosa etapa de “El Dorado” del fútbol colombiano de la década de 1950. La angustiosa situación que vivían muchos jugadores peruanos en Colombia, impagos, facilitó su retorno, permitiendo el éxito del torneo profesional en Perú.

Vides Mosquera había arribado la noche del 8 de mayo a Lima. Entrenó con Alianza Lima en la cancha de la U la tarde del 9, aunque esa misma noche firmó contrato por dos años con Municipal, por S/. 30 mil de prima (1,579 dólares) y S/. 2 mil mensuales (105 dólares), mejor de lo que ganaba en Colombia. Apenas llegó a Perú, Vides compró una casa por S/. 22,500, pero en noviembre todavía no vivía ahí porque no la desocupaban.(5)


Vides Mosquera
Diario La Crónica 1951

Luis “Caricho” Guzmán fue otro jugador cuyo fichaje fue muy disputado. Él había jugado en la Universidad Católica de Chile y en el Independiente de Medellín entre 1948 y 1950 antes de regresar al país. Caricho había sido uno de los “tres gatitos”, junto con Tito Drago y Vides Mosquera, quienes con Municipal ganaron el Campeonato de Selección y Competencias de 1943. El 20 de mayo, Carlos Cárdenas, Presidente del Sucre, había declarado que Caricho ya había firmado por su club, a pesar que había estado entrenando con Alianza Lima. En la mañana del lunes 21 de mayo, Caricho Guzmán le había dado una opción a Sucre para jugar con ellos, pero a las 2 de la tarde de ese día, Caricho firmó contrato con Alianza Lima gracias a las gestiones del general Vásquez Benavides, Presidente de Alianza Lima. Caricho firmó no sólo como jugador, sino también como DT por dos años, por una suma de S/. 28 mil.(6)

También fichó para Alianza Lima Alejandro “Patrullero” González, quien jugó en el América de Cali en 1950.

El arquero Walter Ormeño, quien jugaba en Medellín, firmó por el Sucre cuando ya llevaba jugadas dos fechas, por S/. 30 mil por 2 años, pero antes tenía que jugar contra Millonarios y arreglar la deuda que le tenía el club colombiano por mil soles. (7) Ormeño empezó a jugar a partir de agosto.

Con el título de “Regresan de El Dorado del Fútbol como se fueron: ¡Sin Un Centavo!” el diario La Crónica del 31 de julio narraba el arribo de Félix Mina, René Rosasco, Constantino Perales y Enrique Stratt, que regresaron al país la noche anterior tras jugar en el Atlético Medellín, club que les quedó debiendo S/. 100 mil. En esa nota entrevistan a Perales quien declaró: “Mientras que algunos regresaron yo me fui a huelga, porque uno jugaba y no le pagaban nada. Lo tenían a propinitas; cosa inaudita, ya que nos desempeñábamos como jugadores profesionales”.(8)

Los entrenadores no fueron la excepción. El América de Cali le ofreció US$ 2,500 a Adelfo Magallanes, le adelantaron US$ 500, pero le quedaron debiendo US$ 2,000.

Otros jugadores procedentes del fútbol colombiano firmaron por Universitario, Atlético Chalaco y otros clubes.


Fichajes de otros países, entre peruanos y extranjeros

No sólo se repatriaron jugadores de Colombia, sino de otros países. Uno de ellos fue Eduardo “Lolín” Fernández, que tras jugar en el Vélez Sarfield de Argentina entre 1947 y 1950 regresó en mayo,  aunque recién firmó con la U el 1° de julio, cuando el campeonato de Selección y Competencia ya había culminado su primera fecha. Sporting Tabaco le ofreció S/. 20 mil por dos años, pero la U le ofreció la misma cantidad, pagándole además los pasajes de avión para él, su esposa y su menor hija. Además Lolín recibiría S/. 800 mensuales. El problema de Lolín es que su carta pase llegó tarde, recién en la cuarta fecha, y después no fue tomado en cuenta, firmando por el Boys en noviembre.

Otros futbolistas peruanos que regresaron fueron los que jugaban en el campeonato profesional de Guayaquil, aunque el motivo de su retorno fue por un problema limítrofe que ocurrió en julio de 1951, cuando militares ecuatorianos dispararon sobre puestos peruanos en la frontera. En la madrugada del 17 de agosto regresaron Filiberto Santana y Fernando Vargas del Reed Club, luego llegaron otros cuatro peruanos y finalmente los siete futbolistas restantes. Santana contó que el 15 de agosto habían sido cancelados los contratos de los futbolistas peruanos por la presión de las turbas ecuatorianas.

Los altos fichajes registrados en 1951, en comparación a los años precedentes, no sólo se limitaron a los jugadores repatriados, pues los que ya jugaban en Lima también se vieron beneficiados. Al Municipal lo consideraron el club rico por las millonarias contrataciones que hizo. En el mismo nivel estaba Sport Boys y Alianza Lima. Hay un interesante comentario en el diario La Crónica que dice lo siguiente:

“Es un hecho de que hay fiebre de oro, ya que hoy se están batiendo todos los records de contratación de jugadores, y no sólo se les está pagando elevadas primas, sino que se les ofrece, en la competencia que se ha entablado entre los diversos clubs, sueldos que no tienen parangón en la historia del fútbol criollo. El profesionalismo, no se ha implantado, gradualmente, por etapas como se esperaba, sino que en la parte económica, ha irrumpido en forma violenta y efectiva, ya que se ha superado en mucho, la suma que originalmente se había fijado como básica. El año pasado se había calculado que los jugadores mejor cotizados habían percibido un promedio de seiscientos soles mensuales y siete mil de prima anual, pero este año, dicha suma se elevará a veinte mil por año, en algunos casos, y mil o más soles de sueldo…

… Parece difícil que los clubs de fútbol puedan sostener este tren de gastos, ni cumplir con las obligaciones tan crecidas que se están fijando. Los partidos deben rendir mucho y no registrarse grandes altibajos en las recaudaciones, para que no se vean en apuros los cuadros de primera división.

Hoy muchos dirigentes se muestran preocupados. No saben si podrán seguir adelante en esta carrera inflacionaria y si tendrán que cerrar el año enfrentando un pavoroso déficit”.(9)


Vides Mosquera y Tito Drago, las estrellas del Municipal
Diario La Crónica 1951

Se puede decir, que la crisis de deuda que afectan hoy en día a nuestros clubes fútbol y que hace años llevó al Municipal a la liga provincial comenzó en 1951.

No todo fue grandes contrataciones y repatriaciones. Justo Villalobos, estrella del Sucre FBC, fue contratado por el Fluminense del Brasil por la suma de S/. 3,500 mensuales y S/. 60 mil de prima por dos años. Fue el primer jugador peruano en marcharse al fútbol carioca.

También hubo intentos de contratar jugadores extranjeros. Es así que La Crónica del 24 de agosto anuncia que el Sucre iba a contrata a 11 jugadores argentinos. Esa noticia causó bastantes críticas, porque no había jugadores extranjeros en el fútbol peruano en esos momentos y ningún reglamento al respecto, por lo que los 11 extranjeros podían estar en cancha al mismo tiempo. El DT del Sucre era el argentino Ángel Fernández Roca. La AFA negó sus pases porque esos jugadores estaban castigados, aunque esos jugadores, autollamados como “disidentes y sin contrato”, no eran tan buenos, pues fueron contratados en Bolivia, llegando a un total de 21 jugadores procedentes de Argentina y otros más de Hungría, los que fueron contratados para el campeonato profesional de ese país.(10)

Torneo Apertura

La temporada oficial comenzó con el Torneo Apertura, aunque el campeón de este torneo no tenía ninguna ventaja en el campeonato profesional que se llevaba a cabo después. El Torneo Apertura se disputaba anualmente y solo lo jugaban los cuatro primeros puestos del campeonato de selección y competencias de 1950, en donde había campeonado el Municipal, siendo los restantes el Sport Boys, Alianza Lima y el Sporting Tabaco (hoy Sporting Cristal). El torneo era organizado por la Asociación Central de Fútbol, antecedente de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional.


Gresca en el partido Boys vs Municipal del Torneo Apertura
Diario La Crónica 1951

El puntaje otorgado era de dos puntos por partido ganado, uno por empatado y cero por perdido. El mismo puntaje era utilizado en el Campeonato de Selección y Competencias y fue regularmente utilizado en torneos oficiales, a nivel mundial, hasta 1994.

Los partidos del Torneo se disputaron el domingo 20, el jueves 24 y el domingo 27 de mayo.

El campeón del Torneo Apertura fue el Municipal, que se perfilaba ya como favorito a ganar el Campeonato de Selección y Competencias. El Municipal venció 7-5 al Sporting Tabaco, 5-1 al Sport Boys y empató con Alianza. El partido con el Boys fue bastante accidentado e inclusive, el Boys terminó el partido jugando con siete hombres. Municipal hizo 5 puntos, Tabaco hizo 3, Alianza Lima 2 y el Boys 2 puntos, quedando último por diferencia de goles, pues tenía -3 y Alianza -2.

Sport Boys quedó último y decepcionó la actuación de Valeriano López. Un periodista del diario La Crónica escribió:

“Valeriano parece haber perdido aquellas facultades que lo hicieran famoso. Ahora es un jugador medroso, que ni siquiera puede cabecear la pelota”.(11)

Máximo “Vides” Mosquera fue declarado el mejor jugador del campeonato, Teódulo Legario quien hizo la mejor jugada (Alianza-Boys), Rivera (Municipal) el goleador y el mejor gol el de Máximo Mosquera (cuarto gol del Municipal a Tabaco).(12)

El domingo 10 de junio se jugó en el Estadio Nacional el “IX Campeonato Relámpago” entre los 10 clubes profesionales, en partidos eliminatorios de 30 minutos de duración. Nuevamente el campeón fue Municipal, que le ganó 2-0 al Unión Callao, 3-0 a Universitario y 1-0 al Atlético Chalaco en la final.

Comienza el campeonato profesional

El partido inaugural del torneo fue el sábado 30 junio entre el Unión Callao y el Ciclista Lima, goleando el equipo chalaco al club decano por 7 a 2, aunque el partido no fue visto por más de mil espectadores. En el partido de fondo de esa jornada, Alianza Lima le ganó 2-1 al Atlético Chalaco.

El partido más interesante de esa fecha fue el que jugaron la U y el Sport Boys el domingo 1° de julio ante 20 mil espectadores. El triunfo fue para Boys 3-2, gracias a un gol de buena factura de Valeriano López, el segundo de su cuenta personal de ese partido calificado de soso, inclusive en el diario La Crónica se comentó: “Cualquier entrenamiento es mejor que lo que vimos ayer”.(13) Después del partido, Lorenzo Pacheco, capitán del Boys, se peleó en los camarines con su compañero de equipo Rafael Arcaz, razón por la cual ambos jugadores fueron multados y se le quitó la capitanía a Pacheco.(14)

Tal vez el mejor gol de la primera fue el de chalaca que hizo Vides Mosquera en el triunfo de 5-4 del Municipal sobre el Sucre.

En la segunda fecha la gran sorpresa fue la facilidad con que Alianza Lima le ganó al Sport Boys 5-2. Salinas marcó 3 goles y Valeriano hizo los 2 goles del Boys.
“Sport Boys fue ayer una máquina oxidada, descompuesta, que caminaba penosamente y resultaba impotente para contrarrestar el trabajo que realizaba la del Alianza”.(15)

Se levanta el Boys

Fue recién en la tercera fecha que el Boys convenció y venció 6-2 al Atlético Chalaco, con tres goles de Valeriano López, pero el mejor partido de esa fecha fue el Municipal vs Alianza.


Gol de Valeriano López al Atlético Chalaco
Diario La Crónica 1951

Cuando Municipal y Alianza se enfrentaron, ambos eran puntero junto con Centro Iqueño. El partido iba 1-1 cuando en el minuto 32 del primer tiempo se retira lesionado el defensa Cabada del Municipal, con lo que el equipo de la franja se quedó con diez jugadores, pues en esa época no había cambio por suplentes como ahora. A pesar de jugar con un hombre menos, el Municipal anota dos goles, por intermedio de Manuel Rivera, en los minutos 43 y 45. Al final, el Municipal ganó 4-2 y Manuel Rivera quedó como goleador del campeonato con nueve goles, habiéndole anotado tres a Alianza.

En la cuarta fecha el Boys goleó 6-2 al Sucre, con cuatro goles de Valeriano. Para la quinta fecha ya Valeriano se disparaba en la tabla de goleadores: 14 goles, por delante de los 10 goles de Rivera del Municipal.


Tito Drago cabecea ante la marca de Lorenzo Palacios en el partido
Sport Boys vs Municipal de la primera fecha
Diario La Crónica 1951

El partido más interesante de la sexta fecha fue el Municipal contra la U, llamado ya clásico en esa época. Terminó 1-1 el primer tiempo, pero en el segundo tiempo Municipal fue superior y aprovecharon el cansancio de Titina Castillo para anotar cuatro goles y ganar 5-1, conservando la punta.

En la octava fecha se jugó el clásico entre la U y Alianza. La U llegaba disminuido, sin cinco de sus titulares: Eduardo Rodríguez, Gasco, Titina Castillo, Lolo Fernández y Gilberto Torres, por lo que Alianza pudo vencer por 4-3. En ese partido, tuvo buen desempeño Toto Terry de la U, pues en la Crónica dice:
“Más de lo que hizo ayer Terry, no puede hacerlo ningún delantero… Dio la sensación de que él solo podía ganar el partido. Y si no lo hizo, ya que nunca estuvo tan inspirado, fue porque se cansó en el segundo tiempo y terminó sin shot”.(16)
En la octava fecha también, tras ganar el Boys 4-1 al Unión Callao alcanzó en la punta en la Municipal, que sólo pudo empatar 1-1 con Tabaco, llegando ambos equipos los 14 puntos, de tal manera que definirían al puntero en la última fecha, en donde ambos se encontrarían. Valeriano se afianzó como líder en la tabla de goleadores con 17 tantos, seguido por Rivera del Municipal con 12, Roberto Castillo de Alianza con 10 y Toto Terry de la U con 7.(17)

En la novena fecha, ante más de 24 mil espectadores, Sport Boys venció al Municipal por 2-1, con goles de Valdivieso y Valeriano por el Boys y Rivera por el Muni, quedándose el Boys solo en la punta. Después de esa fecha, el campeonato entro en un breve receso.

Recesos y partidos amistosos

Este campeonato también tenía sus pausas como los de ahora. El primero de estos fue por Fiestas Patrias y hubo un partido de las selecciones del Callao y Lima, siendo la primera un combinado de Sport Boys-Atlético Chalaco y la segunda, un Municipal-Alianza. Ganó Callao por 5-4 el 5 de agosto.

Durante agosto, equipos de Lima viajaron a provincias para jugar partidos amistosos a mitad de semana, mientras el fin de semana jugaban el campeonato profesional. El dinero recaudado les servía para pagar su abultada planilla, mostrando ya ciertas dificultades en cumplir con los sueldos. Es así que en agosto, Municipal viaja a Arequipa, Boys a Huacho, Alianza a Chincha, etcétera. Boys también viajó a Chiclayo en octubre.

El 30 de agosto se jugó en un cuadrangular, la Copa Mariscal Sucre entre la U, Alianza, Boys y Sucre por el aniversario de este último club, con partidos de 15 minutos cada uno. La U resultó el campeón, teniendo como goleador a Carlos Valdivia con tres goles. Valeriano sólo anotó un gol.

Lo más importante fue la gira que el Boca Juniors de Argentina hizo en Perú en septiembre, que llegaba con varios internacionales además del arquero Obdulio Diano, quien fue compañero de Lolo Fernández, César Socarraz y Arturo Fernández en el Colo Colo de Chile.

La U iba a jugar contra Boca reforzado por inicialmente reforzado por Delgado, Tito Drago y Suárez del Muni y Calderón, Lavalle y Valeriano López del Boys, pero este último no jugó y surgieron varios rumores: que el Boys pedía una garantía de S/. 40 mil, de que se había lesionado el tobillo en el entrenamiento, que Valeriano pedía S/. 5 mil por jugar el partido y de que la directiva de la U se enteró que el jugador la noche anterior había estado en una fiesta.(18) También se mencionó que la U había garantizado S/. 15 mil si se lesionaban Joe Calderón o Lavalle. Al final, la U ganó al Boca 2-1 con goles de Toto Terry y Tito Drago ante 16,880 personas, pero en un partido sin brillo.(19)

Alianza se reforzó para el partido contra Boca con Valeriano López (le ofrecieron S/. 3 mil por el partido) y Vides Mosquera, pero empató 2-2. Alianza jugó mejor en el segundo tiempo, cuando cambiaron a Valeriano por Salinas.(20)

La segunda rueda

La décima fecha se inició el 23 de septiembre con la expectativa del U-Boys. La U jugó todo el segundo tiempo con diez hombres por expulsión de León a los 41 minutos, pero de todas maneras se impuso al Boys 3-2. Valeriano anotó dos goles y llegó a los 20 tantos en el campeonato. El Chalaco se recuperó y ganó 4-2 al Alianza. La tabla quedó con el Muni y el Boys con 16 puntos y la U y Alianza con 12 puntos.

En la siguiente fecha, la sorpresa fue que el Municipal empatara 2-2 con Unión Callao, que estaba último en la tabla. También sorprendió que la U cayera 2-1 contra el Tabaco. El Boys empató 1-1 con Alianza, siendo el único equipo a quien no pudo ganarle ese campeonato.


Gol de Valeriano ante el Unión Callao
Diario La Crónica 1951

En la fecha 12, el Boys goleó 10-2 al Atlético Chalaco, la mayor goleada del campeonato y todo un record desde el triunfo de Alianza sobre la U por 9-1 en 1949. La U siguió cayendo en la tabla, tras perder con el Sucre 2-1. En una mala tarde para los arqueros, Alianza y Municipal empataron 5-5.

Boys tuvo un freno en la fecha 13 al caer 3-1 frente al Sucre, en el único partido del campeonato que Valeriano no se hizo presente en el marcador. Municipal tomó la punta del campeonato al vencer 4-1 al Chalaco. Ciclista Lima venció 3-0 a la U, dejándolo fuera de la lucha por el título.

La gran sorpresa en la fecha 14 fue el triunfo del Sucre por 7-0 sobre Alianza Lima, quitándole las aspiraciones al título al equipo blanquiazul.

En la fecha 16, el Municipal perdió 3-2 frente al Association, permitiendo que el Boys lo alcanzara en la punta del campeonato, pues le ganó 3-1 al Centro Iqueño y llegó a los 24 puntos.

En la penúltima fecha, el 11 de noviembre, Boys le ganó 7-1 al Unión Callao, mientras el Municipal hizo lo propio con Tabaco, ganándole 3-1, de tal manera que ambos clubes llegaron a los 26 puntos.

En la última fecha se enfrentaban el Boys contra el Municipal, los punteros del campeonato. Si empataban, ambos terminarían con igual puntaje y el campeonato se definiría por ser el mejor de 3 partidos entre ellos. El favorito en el partido era el Boys, que venía jugando mejor que el Muni. Valeriano López llegaba con el mayor promedio en la historia del fútbol peruano hasta entonces: 28 goles en 17 partidos.

También había expectativa en la última fecha por ver quienes clasificaban entre los cuatro primeros, que jugarían el Torneo Apertura de 1952. La pugna estaba entre Sucre, Alianza, Ciclista y U.

El miércoles 14 de noviembre el Boys entró en concentración para el partido del domingo, pero el delantero titular Manuel María Drago se abstuvo por estar en duelo por el fallecimiento de su padre. Manuel Drago no jugó el último partido y fue reemplazado por el joven delantero Teodoro Baluarte, quien debuta en el campeonato profesional.

La última fecha se inició el sábado 17 de noviembre y terminó al día siguiente con el partido Boys-Muni. Las entradas para el partido más importante del campeonato había generado colas desde el amanecer del sábado. Al partido asistieron 25,735 espectadores y también fue transmitido por radio. Fue el último partido en el antiguo Estadio Nacional, pues inmediatamente después fue demolido por remodelación y no abrió hasta 1953.

El partido entre Boys y Muni fue calificado como el mejor de la temporada. El Boys adelantó a los 35 minutos con gol de Valeriano ante pase de Pedro Valdivieso. Dos minutos después, Valeriano nuevamente anotó tras pase de Willy Barbadillo. A los 39 minutos, Tito Drago anotó de cabeza, descontando para el Municipal. A los 43, Valeriano hizo su hat trick, al anotar de cabeza y marcar el 3-1. Recién a los 36 minutos del segundo tiempo, Vides Mosquera descontó para el Municipal. Al final del partido, los hinchas invadieron la cancha y alzaron en hombros a los jugadores del Boys.

Los primeros cuatro equipos de la tabla fueron: Sport Boys (28 puntos), Municipal (26), Sucre (20) y Alianza (20). Ellos jugarían el Torneo Apertura de 1952.


Diario La Crónica 1951

El equipo titular del Boys en el primer campeonato profesional de fútbol fue el siguiente:

Velásquez; León y Agurto; Pacheco, Lavalle y Calderón; Drago, Barbadillo, Valeriano López, Guillermo y Pedro Valdivieso.

Valeriano López terminó como el goleador del campeonato, con 31 goles en 18 partidos, el mayor promedio en la historia del fútbol peruano.

Algo curioso del subcampeón Municipal, es que anotó 29 goles en cada rueda del campeonato, en total, 58 goles. Su goleador fue Manuel Rivera, que quedó en la tabla detrás de Valeriano, con 24 goles, cantidad que lo hubiera convertido en goleador del campeonato en años anteriores. Para el diario La Crónica, el talón de Aquiles del Municipal fue su volante.(21)

Los jugadores del Boys no festejaron mucho tiempo, pues el martes 20 de noviembre, 2 días después de ganar el título, viajaron de gira a Colombia, pero eso ya es otra historia.


Delantera del Boys que viajó a Colombia:
Guillermo Valdivieso, Barbadillo, Valeriano, Pedro Valdivieso y Lolin
Diario La Crónica 1951

El fútbol no era tan profesional

Lamentablemente el fútbol profesional nació con jugadores pocos profesionales. En vísperas del primer partido del Sporting Tabaco en el torneo, se vio que cinco de sus jugadores “… han estado divirtiéndose y tomando licor”.(22)

Después de cuatro fechas, el Atlético Chalaco había perdido todos sus partidos y la directiva advirtió con rebajarle el sueldo a los jugadores si no quedaban en los cuatro primeros, además de multas por faltas a entrenamientos, vida disipada, etc.(23) Pero la crisis continúo y al final de la primera rueda quedó en puesto nueve.

El diario La Crónica dio a conocer una carta que la directiva del Chalaco enviaba a sus jugadores y entrenador respecto a las malas actuaciones del equipo, a pesar de contar con figuras. José Arana, el popular “Patuto”, DT del Chalaco, declaró a ese diario que no puede meterse en la vida personal de sus jugadores, que su responsabilidad estaba sólo en el campo. Reveló que la mayoría de sus jugadores trabajaba de noche en el terminal marítimo como estibadores. Dio el ejemplo del jugador Lurita, que era titular pero que tres domingos atrás tuvo que poner de puntero derecho a Carlos Torres porque Lurita se lesionó el tobillo cuando en su trabajo le cayó un costal de minerales.(24)

Manuel Rivera del Municipal, aparentemente estaba descontento con su club. El diario La Crónica del 27 de septiembre, daba por cierta el rumor de que el siguiente año jugaría por Ciclista Lima, su antiguo club, no sólo por la oferta, que era de S/. 40 mil, sino porque Municipal no le consiguió el empleo que le prometió cuando firmó por el club. Manuel Rivera estaba descontento porque era un simple Inspector de Mercados, cuando estaba pronto de recibirse de Contador Público.

Juan Lecca era un jugador del Atlético Chalaco, que había llegado a ese club tras jugar en Colombia, pero cuando el Chalaco a travesó una crisis futbolística, Lecca “fugó” de su club y regresó a su antiguo club en Colombia, el Once Deportivo de Manizales.(25)

Pero el escándalo del año fue sobre el final de temporada. La edición de la tarde de La Crónica del 7 de noviembre tituló en su portada: “Terry expulsado de Universitario”. La directiva responsabilizó a Terry de la derrota 4-0 contra el Chalaco en la fecha 17.

Según el mismo Terry, el viernes por la noche, víspera del partido con Chalaco, estuvo en el cumpleaños de un amigo, bebiendo por tal motivo. A las 11 pm se presentó en el local de la U para dormir, despertando a los jugadores David Rodríguez, Gilberto Torres y Fernando Velit, con quienes estuvo tomando más o menos hasta las 2 am, acostándose después.

La U expulsó a Terry y suspendió a Rodríguez, Torres y Velit. En un comunicado, el club dijo que a la 1 am, el portero y el guardián se levantaron por el ruido de la jarana causada por Terry, quien había llegado con otras 2 personas en su auto y llevado docena y media de botellas de licor. El comunicado decía:
“El jugador Terry lleva desde algún tiempo vida desordenada, impropia de un deportista y abundante en excesos; en repetidas oportunidades ha desobedecido requerimientos de la Directiva para que se corrigiera, sin que influyeran en él las sanciones económicas que se impusieron. A esto se suman diversos actos de indisciplina, como el que cometió en vísperas del partido con Sporting Tabaco, marchándose a Chincha sin permiso, por lo que se le multó con S/. 200”.

La U pidió a la FPF que inhabilite del fútbol a Terry por tres años, mientras Gilberto Torres negó haber bebido licor.

La reacción del hincha fue de un apoyo a Terry, pues muchos consideraban injusta la condena. Un interesante comentario sobre ellos fue publicado el 8 de noviembre en La Crónica:
“Pero estas personas inciden en el hecho de la juventud de este jugador lo que hace que no se pueda exigir tanto. Ni tratar de que su línea de vida sea escrupulosamente llevada. Estas personas alegan que los jugadores modelo dentro y fuera de la cancha son raros. Que es lo ideal pero no lo corriente. Que es bueno exigir hasta donde sea posible, pero que no creen conveniente obligar”.
El columnista de ese diario, Pedro Moro, también criticaba a esos hinchas:
“Para ellos no hay otra razón que su ídolo, al que no le quieren ver defectos, y sus faltas las disimulan. Ellos harán manifestaciones pro Terry; se le hará héroe; se declararán en huelga. ¿Esto le hará bien a Terry?...
… no olvidemos a Lolo, un ídolo al borde de los 40 años, que ha sabido mantenerse tanto tiempo en la cumbre de su popularidad, por el cuidado con que siempre ha sabido mantener su vigor físico y por su innata modestia”.
El 9 de noviembre ya se especulaba sobre el perdón a Terry con la excusa de que las personas con las que él estuvo acompañado, fueron quienes lo indujeron a realizar los actos de indisciplina. El diario La Crónica también decía:
“Pero ya es tiempo de que nuestros cracks, las estrellas del fútbol comprendan que no sólo tienen derechos sino también obligaciones y deberes precisos para con su club y para con el público. El hecho mismo de ser jugadores rentados los obliga a ser respetuosos y a corresponder con su esfuerzo al favor que les dispensa el público. Hasta hoy nuestros cracks no han sabido ser tales. Tampoco ser profesionales honorables del fútbol”.(26)
El presidente de la U, Carlos Cillóniz, presentó su renuncia y anunció que sólo la retiraría si se le retiraba el castigo a Alberto Terry.


Toto Terry
Diario La Crónica 1951

La noche del 13 de noviembre, la directiva de la U decidió no expulsar a Terry, pero si suspenderlo por un mes sin goce de sueldo, aunque sólo faltaba una fecha para que termine el campeonato. En la reunión hubo una gran cantidad de socios que respaldaron a Terry. A los jugadores Gilberto Torres, David Rodríguez y Fernando Velit se le suspendió una fecha, que ya habían cumplido, de tal manera que pudieron jugar la última fecha.

Si bien el castigo que inicialmente querían ponerla a Terry parecía exagerado, es probable que el perdón que vino luego agudizó la indisciplina en el poco profesional fútbol peruano.

Los mejores del campeonato

En el diario La Crónica del 21 de noviembre fue publicada una interesante relación de los mejores del campeonato hecho por el mismo diario.


Manuel María Drago
Diario La Crónica 1951

Como mejor jugador del torneo fue elegido Valeriano López.

Mejores arqueros: Luis Suárez (Municipal), Walter Ormeño (Sucre) y Clemente Velásquez (Sport Boys).

Backs derechos: Adolfo Donayre (Iqueño), César Brush (Municipal) y C. Arroyo (Ciclista).

Backs izquierdos: Adolfo Cabada (Municipal), Diego Agurto (Sport Boys) y M. Olivares (Iqueño).

Halves derechos: Lorenzo Pacheco (Sport Boys), Cavero Piaggio (Tabaco) y Alejandro León (Universitario).

Halves centros: Dagoberto Lavalle (Sport Boys), Carlos Vargas (Ciclista) y Augusto Villamares (Tabaco).

Halves izquierdos: Luis Calderón (Sport Boys), Luis Anglas (Ciclista) y Cornelio Heredia (Alianza).

Punteros derechos: Manuel Drago (Sport Boys), Carlos Albán (Sucre) y Augusto Alvarado (Municipal).

Inter-derechos: Tito Drago (Municipal), Alberto Terry (Universitario) y Guillermo Barbadillo (Sport Boys).

Forwards Centros: Valeriano López (Sport Boys), Manuel Rivera (Municipal) y Armando Reyes (Ciclista).

Inter-izquierdos: Máximo Mosquera (Municipal), C. Baza (Sucre) y Luis Dávalos (Ciclista).

Punteros izquierdos: Carlos Lazon (Sucre), A. Palacios (Ciclista) y Gilberto Torres (Universitario).

Notas
(1) La Crónica, jueves 16 de mayo de 1951. El estudio se basa en artículos publicados en el periódico La Crónica, todos del año 1951.
(2) La Crónica, martes 6 de noviembre. Cocktelera.
(3) La Crónica, jueves 22 de noviembre. Balance del fondo de amnistiados.
(4) La Crónica, miércoles 9 de mayo.
(5) La Crónica, martes 6 de noviembre. Cocktelera.
(6) La Crónica, martes 22 de mayo de 1951.
(7) La Crónica, lunes 9 de julio.
(8) La Crónica, sábado 3 de noviembre.
(9) La Crónica, sábado 2 de junio. “Más de ciento treinta mil soles ha gastado Municipal en contrataciones”.
(10) La Crónica, sábado 1° de septiembre. “Clubes de Bolivia contrataron jugadores argentinos que Sucre había solicitado”
(11) La Crónica, lunes 21 de mayo.
(12) La Crónica, lunes 28 de mayo.
(13) La Crónica, lunes 2 de julio.
(14) La Crónica, martes 10 de julio.
(15) La Crónica, lunes 9 de julio. “Alianza manejó a su gusto al Boys”.
(16) La Crónica, 3 de septiembre. “En sensacional encuentro, Alianza bate a la U”.
(17) Es notorio que en la tabla de goleadores no aparezca Lolo Fernández, ni con 2 goles.
(18) La Crónica, viernes 14 de septiembre. Sport Boys pidió garantía de 40 mil soles por su centro forward.
(19) La Crónica, sábado 15 de septiembre. Ni la sombra del Boca que vino en 1943.
(20) La Crónica, lunes 17 de septiembre. Dividieron honores Alianza y Boca.
(21) La Crónica, jueves 22 de noviembre. Porque Municipal no fue campeón.
(22) La Crónica, martes 3 de julio. Carta del Presidente Augusto Olivares.
(23) La Crónica, jueves 2 de agosto.
(24) La Crónica, viernes 21 de septiembre. Patuto Arana responsabiliza a los jugadores de la crisis del Chalaco.
(25) La Crónica, jueves 22 de noviembre. Bueno es culantro pero no tanto, por Pedro Moro.
(26) La Crónica, viernes 9 de noviembre. Se le haría a Terry una última chance.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario