Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

miércoles, 20 de abril de 2016

Las encuestas presidenciales en la primera vuelta electoral 2016


No hay duda que las encuestas son un elemento fundamental en la campaña electoral. Algunas encuestas se realizan de manera privada, ya sea para partidos políticos, gremios empresariales o bancos de inversión, pero las que todos conocemos son las que se publican en los diarios, televisión o internet.

En base a las encuestas, muchos personas toman sus decisiones. Por ejemplo, si un político es invitado por dos o más partidos a integrar su lista de candidatos al Congreso, generalmente escoge al partido que va en primer lugar en las encuestas; un candidato presidencial renuncia a la competencia electoral si no levanta en las encuestas, o una persona decide comprar dólares si observa que un candidato de izquierda tiene opciones de pasar a segunda vuelta. En este último caso, desde que una encuesta de GfK publicada en el extranjero (08/04/16) señalaba que Pedro Pablo Kuczynski pasaba a segunda vuelta con Keiko Fujimori, el dólar se ha depreciado en 3% y la Bolsa de Valores de Lima ha estado en alza constante.

He recopilado las encuestas de las empresas Ipsos (antes Apoyo), GfK, CPI y Datum, que son percibidas como las más confiables y que fueron contratadas este año por la prensa extranjera y bancos de inversión para publicar encuestas en los días anteriores a las elecciones, cuando está prohibida su difusión en Perú.

Son dos tipos de sondeos las que realizan las encuestadoras: las encuestas de intención de voto y los simulacros de voto. La primera son las encuestas tradicionales que se hacen preguntando a las personas cara a cara y la segunda se realizan con una copia de la cédula de sufragio, en donde cada encuestado marca, de manera secreta, el candidato por el cual piensa votar para presidente y lo deposita en un ánfora. Es obvio que entre las dos, las que pueden predecir mejor lo que pasará el día de las elecciones son los simulacros de voto.

A continuación, los resultados de las encuestas de intención de voto (hacer click para ampliar):





Las encuestas de CPI son solo hasta febrero porque en marzo y en abril realizó solo simulacros de voto. En las encuestas de CPI, GfK y Datum se pueden notar que Keiko Fujimori tiene una intención de voto superior al 33%, que es el resultado de los votos emitidos en el conteo oficial de la ONPE.

Los simulacros de voto generalmente se publican en votos válidos, es decir, el porcentaje que tiene cada candidato descontando votos blancos y nulos. Por esta razón, yo he preferido dejar los sondeos como votos válidos (aunque algunas las tengo con votos emitidos) en los gráficos que siguen a continuación:





Se puede notar en los simulacros de voto que Verónika Mendoza tuvo un alza faltando dos semanas para las elecciones, pero esta no fue suficiente para pasar a segunda vuelta. También que Keiko Fujimori llegó a tener más de 40% de intención de voto y esta se redujo, sin duda alguna, por las marchas en su contra.

Cabe mencionar que Datum publicó un simulacro de voto en febrero en Perú21 (10/02/16) que yo no tomo en cuenta por dos motivos: para esa fecha no estaba aprobada la cédula de sufragio, sino el simulacro se realizó con una cédula elaborada por la misma Datum que consideraba a Julio Guzmán, quien al final no figuró en la cédula oficial, y me pareció sospechoso que ese simulacro fuera publicado justo el mismo día en que los abogados de Todos por el Perú defendían la validez de los estatutos de su partido ante el JNE, que permitía a Julio Guzmán seguir en la carrera electoral.

Por último, tenemos los sondeos de boca de urna y de conteo rápido realizados por cada encuestadora el mismo día de las elecciones. Los sondeos a boca de urna me parecen bastante imprecisas, pues las encuestadoras lo realizan en las primeras horas de las elecciones, preguntando a la gente que sale de su centro de votación, por lo que no las tomo en cuenta para mi post. En cambio, el conteo rápido es bastante preciso porque se realiza con los resultados de las actas de las mesas de sufragio y tienen un margen de error de solo 1%. A continuación, los conteos rápidos realizados por las encuestadoras comparados con los resultados de la ONPE al 100% de las actas procesadas procesadas y 98.67% de las actas contabilizadas:








No hay comentarios.:

Publicar un comentario