Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

domingo, 3 de julio de 2011

Los Grupos Económicos del Perú en la primera década del siglo XXI, Parte II: Grupo Benavides


2) BENAVIDES

Este grupo fue formado por Alberto Benavides de la Quintana (91 años), sin duda alguna, el más exitoso empresario minero en la historia del país. Si se tratara de medir la fortuna personal, Alberto Benavides hubiera encabezado esa lista en Perú, pues tuvo el mayor patrimonio entre los empresarios nacionales, aunque actualmente, ya traspasó casi todo su patrimonio a sus hijos.

El grupo está conformado básicamente por Compañía de Minas Buenaventura SAA y sus subsidiarias. Alberto Benavides de la Quintana, su esposa e hijos, y los descendientes de su hermano Jorge, son accionistas de Buenaventura. Alberto Benavides tenía a su nombre está el 14.31% del capital social de la minera, con un valor de mercado de alrededor de S/. 5,400 millones. Sus hijos y nietos tenían un 11.1% adicional en Buenaventura.

Alberto Benavides (91 años), fundador de Cía. de Minas Buenaventura
Colección Ernesto Linares

La esposa de Alberto Benavides es Elsa Ganoza de la Torre, cuyo tío fue Víctor Raúl Haya de la Torre, fundador del APRA. Otro de sus tíos fue el empresario Víctor de la Torre, quien por décadas fue miembro del Directorio de Buenaventura y de Cementos Lima. Ella tenía el 0.47% de las acciones de Buenaventura, pero como adelanto de herencia, este año ha transferido 0.19% de las acciones a sus hijos.

Jorge Benavides de la Quintana, quien falleció a comienzos de este año, fue director de Buenaventura hasta el 2004. Su viuda e hijos no tienen más del 1.2% de las acciones de Buenaventura y en la actualidad no tienen participación en las empresas del grupo. Uno de sus hijos, Jorge Benavides Alfaro, ha trabajado varios años para Hochschild Mining y en la actualidad, es Presidente Ejecutivo de la minera junior Zincore Metals Inc.

Alberto Benavides ha sido uno de los personajes más influyentes de la economía nacional. Él mismo confesó que sin tener acciones en Backus & Johnston y en Telefónica fue miembro del Directorio de ambas empresas por su prestigio empresarial, aunque una vez ahí no aportó mucho como contó él mismo en CADE 2009. También ha sido miembro del Directorio del Banco Central de Reserva y de Cementos Pacasmayo. Ha sido invitado a tocar la campana del cierre de sesiones de la Bolsa de Valores de Nueva York en dos ocasiones: del 28 de abril del 2003, celebrando el 50 aniversario de Buenaventura, y el 6 de marzo del 2006, por los 10 años de la cotización de las acciones de Buenaventura en ese mercado de valores.

Los personajes más importantes del grupo son Roque Benavides Ganoza (57 años), José Miguel Morales Dasso (66 años) y Raúl Benavides Ganoza (55 años).

Roque Benavides es el 4° de los hijos de Alberto Benavides de la Quintana y natural sucesor de su padre. Es Gerente General de Buenaventura y Presidente del Directorio desde marzo de este año. Él tiene el 5.061% de acciones de Buenaventura. Ha destacado como dirigente de diversos gremios empresariales, habiendo sido Presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía entre 1993 y 1995, de la Confiep entre 1999 y 2001, Vicepresidente World Gold Council en el 2001 y Vicepresidente del Silver Institute el 2007. Fuera del grupo tiene otras incursiones empresariales: fue accionista minoritario de Backus & Johnston hasta el 2003 y desde el 2009 es miembro del Directorio de Cementos Lima y del Banco de Crédito; en esta última, también están en el Directorio Felipe Ortiz de Zevallos Madueño y Germán Suárez Chavez, quienes son directores en Buenaventura, además que Felipe Ortiz de Zevallos es Presidente del Directorio de Sociedad Minera El Brocal SAA.

Roque Benavides (57 años), Presidente del Directorio y CEO de Buenaventura
Colección Ernesto Linares

José Miguel Morales Dasso está casado con Blanca Benavides Ganoza, la hija mayor de Alberto Benavides. Blanca Benavides tiene el 5.025% de acciones de Buenaventura. Él es socio del Estudio Aurelio García Sayán abogados, es Abogado principal de Buenaventura y miembro del Directorio de varias de sus subsidiarias. Tiene una destacada participación en gremios empresariales: ha sido Presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía entre el 2001 y el 2004, y de la Confiep entre el 2005 y el 2007. El 2007 fundó la Asociación de Empresarios por la Educación del Perú de la cual es Presidente. Desde 1980 es miembro del Directorio de la aseguradora El Pacífico Peruano Suiza, en donde él es accionista minoritario y su hermano Raimundo Morales Dasso, un destacado funcionario de Credicorp, es Vicepresidente del Directorio. Fue fundador de Prima AFP el 2004.

Raúl Benavides Ganoza, el 5° y último de los hijos de Alberto Benavides, es Gerente de Desarrollo de Negocios de Buenaventura, miembro del Directorio de varias de las subsidiarias de la minera, director de Cerro Verde, y miembro del comité ejecutivo de Yanacocha. Tiene el 5.025% de acciones de Buenaventura.

Alberto Benavides Ganoza (62 años), el 2° de los hijos de Alberto Benavides de la Quintana, es filósofo y destacado profesor universitario, ha publicado varios libros de diversos temas, pero no participa en las empresas del grupo, a pesar de que él y algunos de sus hijos son accionistas de Buenaventura. Tiene el 5.025% de acciones de Buenaventura.

Mercedes Benavides Ganoza de Vizquerra (59 años), la 3° de los hijos de Alberto Benavides, tiene el 5.03% de las acciones de Buenaventura. Aunque no participa en la dirección de las empresas del grupo, sí está en el Directorio de Inversiones La Rioja, donde su padre, a través Inversiones Benavides 777 SRL, tiene el 15.09% de las acciones. Inversiones La Rioja opera el hotel Marriot en Miraflores.

Entre los funcionarios de confianza del grupo está Carlos Gálvez Pinillos, quien es Gerente de Administración y Finanzas de Buenaventura, miembro del Directorio de varias de las subsidiarias de Buenaventura, director en Sociedad Minera Cerro Verde y accionista minoritario de Buenaventura.

Otro funcionario destacado es Ysaac Cruz, Gerente General de Sociedad Minera El Brocal y quien fue Presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía entre el 2007 y el 2008.

Las operaciones del Grupo Benavides se centralizan en la explotación de metales preciosos, oro y plata, aunque como grupo ha estado invirtiendo en producción de cobre, zinc y plomo, no parece que vaya a incursionar decididamente en metales básicos o menos aún, en grandes inversiones no relacionadas a la minería, siendo la excepción las inversiones que realiza Roque Benavides fuera del grupo. Debido a la alta cotización de los minerales, el porcentaje de acciones que tiene la familia Benavides en Buenaventura los hace el 2° grupo empresarial más importante del país.

Según el último reporte de grupo económico enviado a la CONASEV, el Grupo Benavides controlaba 18 empresas, todas del rubro minero, en 3 países diferentes.

Lo más importante este del Grupo Benavides este siglo, ha sido el relevo generacional, pues Alberto Benavides se retiró totalmente de los negocios, en la última Junta Obligatoria Anual de Accionistas de Buenaventura, el 25 de marzo de este año.

Compañía de Minas Buenaventura: Esta es la principal empresa del grupo, una de las más importantes del mundo y que sirve de holding para sus diversas inversiones mineras. Esta empresa explota las unidades mineras de Julcani (mina en Huancavelica conocida desde el siglo XVI, con esta se fundó Buenaventura en 1953), Orcopampa (Castilla, Arequipa), Uchucchauca (Oyón, Lima), Recuperada (Huachocolpa, Huancavelica), Ishihuanca (Caravelí, Arequipa) y Antapite (Huaytará, Huancavelica). Buenaventura es dueña del 100% de Cedimin, que opera las minas de oro y plata de Shila-Paula, en Castilla, Arequipa. Su producción es básicamente oro y plata, y menor medida concentrados de plomo, cobre, zinc y molibdeno.

El 22 de febrero del 2001, Roque Benavides Ganoza asume el cargo de Gerente General de Buenaventura, relevando a su padre en este cargo, quien se había desempeñado en ese cargo entre 1953 y 1964 y entre 1976 y el 2001. Alberto Benavides siguió como Presidente del Directorio de la empresa, cargo que ocupó desde 1976 hasta el 2011. Roque Benavides, quien había sido Gerente de Finanzas y Administración entre 1985 y el 2001, también ingresó al Directorio de Buenaventura en el 2004, reemplazando a su tío Jorge Benavides de la Quintana, quien se retiró de la empresa, habiendo sido uno de los directores desde 1955.

El ingreso de nuevos miembros del Directorio de la minera este siglo ha sido por la importancia de las AFPs en el accionariado, quien nombra a 2 de los 7 directores, pero también por el inevitable envejecimiento de los miembros anteriores. Harold Gardener Turner, quien fue director desde 1953 hasta el 2000, falleció el 13 de julio del 2002. Fernando Schwalb López Aldana, quien fue director de Buenaventura en varias oportunidades, Vicepresidente de Perú desde 1980 hasta 1985, Presidente del Concejo de Ministros entre 1963 y 1965 y entre 1983 y 1984, Senador de la República y asesor de Buenaventura desde 1953, falleció el 22 de julio del 2002. Víctor De La Torre Romero, primo de Víctor Raúl Haya De La Torre, yerno del político odríista Julio De La Piedra, Presidente del Directorio de Cementos Lima entre 1985 y 1993, fue director de Buenaventura desde 1991 hasta su fallecimiento el 6 de agosto del 2003. Carlos Plenge, por razones de salud presentó su renuncia en diciembre del 2004, habiendo sido Director de Buenaventura desde 1979, falleciendo en noviembre del año pasado. Otro personaje notable en el Directorio de Buenaventura, es el canadiense Norman Anderson, quien ha sido Presidente del Directorio y CEO de la minera canadiense Cominco entre 1978 y 1986, y en la actualidad es Presidente del Directorio de HudBay Minerals Corporation (minera canadiense que hace pocos meses adquirió la minera junior Norsemont Mining, para desarrollar el proyecto Constancia en el Cusco), fue director de Buenaventura entre 1994 y el 2011.

Entre los personajes que se incorporaron al Directorio en este siglo, están Felipe Ortiz de Zevallos Madueño, quien fue fundador de Apoyo, rector de la Universidad del Pacífico entre el 2004 y el 2006, es director de la Asociación Civil Transparencia y Credicorp e ingresó al Directorio en octubre del 2003 en reemplazo de Víctor De La Torre. Germán Suárez Chávez, quien reemplazó a Carlos Plenge en el Directorio, ha sido Presidente del Directorio del Banco de Nación entre 1990 y 1992, Presidente del Directorio del Banco Central de Reserva del Perú entre 1992 y el 2001, director actual de Credicorp e ingresó al Directorio de Buenaventura desde el 2005. Este año han ingresado al Directorio de Buenaventura: Carlos Simpson Del Solar, quien fue Gerente General de Hunt Oil Company of Perú, y Timothy R. Snider, quien fue Presidente y COO de Phelps Dodge Corporation entre el 2003 y el 2007, y Presidente y COO de Freeport-McMoRan Copper entre el 2007 y el 2008.

A inicios del siglo, la mina Recuperada paralizó sus operaciones en marzo del 2001 por los bajos precios del zinc, pero por el incremento de los precios internacionales, se reiniciaron las operaciones en febrero del 2006 (1), con lo que Buenaventura incrementó su producción de plomo y zinc.

El 30 de marzo del 2002, Buenaventura vende el 100% que tenía en Minera Huallanca, una mina de zinc, por US$ 2 millones a BHL Perú. Si bien el precio del zinc estaba bajo en esa época, también la venta se debió porque las operaciones del grupo se enfocan en oro y plata.

Es en el 2002 cuando Buenaventura se convierte en una de las empresas de mayor liquides del mercado de valores peruano, al unificar su acciones clase A y clase B en un solo tipo de acción común, que fue aprobada por la Junta de Accionistas del 30 de abril del 2002. Antes de esa fecha, el capital social de Buenaventura se dividía en acciones clase A, con derecho a voto, que representaban el 31.35% del capital social, y el restante 68.65% eran acciones clase B, sin derecho a voto, pero con una preferencia en la entrega de dividendos de hasta S/. 0.05 por acción, además que listaban en la Bolsa de Valores de Nueva York como ADRs. Hasta antes de esta unificación de acciones, los principales tenedores de acciones clase A eran: familia Benavides con el 89.45%, Víctor De La Torre con el 4.44%, familia Plenge con el 1.98% y familia Schwalb con el 0.88%. A pesar de que la familia Benavides tenía un amplio control de Buenaventura, gran parte de los dividendos se lo llevaban inversores institucionales tenedores de acciones B; Alberto Benavides tenía el 48.205% de las acciones A, pero sólo tenía el 0.001% de las acciones B, y el total de acciones B que tenía la familia Benavides era de sólo el 0.007%. Tras la fusión de acciones en una sola clase de acción de común, el Grupo Benavides no perdió ningún control de Buenaventura como podía pensarse, pues no hubo variación alguna en el Directorio de la minera y mas bien, tuvieron mejores retornos por cobro de dividendos. También mejoró la capitalización bursátil de la minera, pues el 2001 cerró con un valor de mercado de S/. 4,398.6 millones y el 2002 cerró con valor de mercado de S/. 6,384.3 millones

Buenaventura aprovechó la oportunidad del retiro de la canadiense Teck Cominco del país, para comprar algunos de sus activos. El 30 de diciembre del 2005 y 2 de enero del 2006, Buenaventura adquirió el 50% y 25% respectivamente, de Minas Poracota SA a Teck Cominco, dueña del proyecto aurífero Poracota, a 20 Km de Orcopampa, por US$ 4.5 millones, con la opción de comprar el restante 25% por US$ 2.25 millones (2), que la ejerció el 10 de noviembre, fusionándose con esta empresa el 2 de enero del 2007, con lo que la mina pasó a ser manejada por la unidad minera de Orcopampa. También le compró a Teck Cominco su participación en Minera El Brocal, como veremos más adelante.

Buenaventura tenía el 78.04% de Inversiones Mineras del Sur (Iminsur) y el resto lo tenía Brandon Properties SA. Iminsur operaba las minas de oro de Ishihuinca y en el 2001 empezó a operar la mina de Antapite. El 21 de agosto del 2006, la misma Iminsur le compró el 21.96% de las acciones a Brandon Properties SA, por US$ 17.3 millones, quedándose Buenaventura como único accionista, fusionándose con esta empresa el 31 de diciembre del 2006 (3).

En enero del 2006 Buenaventura entró a un proceso de arbitraje en la Cámara de Comercio de Lima con las empresas Fort Vermillon y Grisha Management por el ajuste del saldo de precio por la compra de ADRA International Holding Corp., empresa propietaria de acciones de Inversiones Colquijirca, efectuada en 1999. El laudo arbitral se emitió el 26 de febrero del 2007 y Buenaventura pagó a esas empresas US$ 19.9 millones y acordó pagar US$ 3.98 millones a un inversionista que no estuvo en el proceso de arbitraje, pero que junto con los anteriores, vendió sus acciones en ADRA International en 1999 (4).

En febrero del 2007 firmó un acuerdo con Newmont Mining para hacerse cargo de la explotación del proyecto Breapampa en Parinacocha (Ayacucho) y en diciembre del 2009 le compró el 60% de la participación que Newmont tenía en ese proyecto, en donde Buenaventura tenía ya el 40%, por el cual pagó US$ 15 millones.

A lo largo de este siglo, Buenaventura ha realizado exploraciones mineras en Argentina, Bolivia y España, aunque sin éxito. Este año, ha incursionado en exploraciones mineras en Chile.

En un proceso de acercamiento a las comunidades campesinas para evitar conflictos, en los últimos años Buenaventura ha contribuido a la construcción y mantenimiento de carreteras y caminos, a suministrado de energía eléctrica a pequeños pueblos, a construido canales de irrigación para mejorar la distribución de agua, entre otras acciones. Aún así, tuvo que afrontar graves problemas.

En el 2007 enfrentó también el rechazo de la población por la exploración del proyecto Tantahuatay (Hualgayoc, Cajamarca) de Compañía Minera Coimolache SA, en donde Buenaventura tiene el 40%, Southern Copper Corporation el 44% y el resto lo tiene Estudios y Proyectos SAC. Al final, llegaron a buen acuerdo con la comunidad e iniciaron la producción a comienzos de junio de este año, un mes antes de lo previsto, tras una inversión de US$ 80 millones. La producción estimada será de 100 mil onzas de oro por los primeros 5 años

El julio del 2008 fue bloqueado el acceso de la mina de Orcopampa por campesinos de la comunidad Chilcaymarca, problema que fue solucionado con mediación del Ministerio de Energía y Minas.

Debido al alza internacional del precio del oro, que de un precio promedio de US$ 310.20/Oz el 2002 subió a US$ 604.34/Oz el 2006, que sigue en tendencia al alza, Buenaventura decidió eliminar todo compromiso de ventas a futuro. Según Roque Benavides, esta medida posibilitó el crecimiento de Buenaventura en los últimos 3 años y evitó su quiebra. En marzo del 2006, Buenaventura terminó de convertir los contratos de derivados de oro en contratos de ventas comerciales (5). A fines del 2006, Buenaventura tenía comprometida la venta de 1.9 millones de onzas de oro a precios previamente pactados, que iban desde US$345 hasta US$451/Oz de oro, durante el período 2007 – 2012, pero acordó con 6 de sus clientes, en marzo del 2007, vender 971 mil onzas de oro a precios de mercado en lugar de venderlas a precios fijos, pagando US$ 315.7 millones a dichos clientes (6). Entre enero y febrero del 2008, Buenaventura desembolsó US$ 517.1 millones para liberarse de la obligación de vender 922 mil onzas de oro a precios pactados, que iban desde US$345 hasta US$451 por onza de oro, y puede venderlas a cotizaciones de mercado (7). Esta medida fue acertada, pues el precio del oro siguió subiendo, hasta llegar a sobrepasar los US$ 1,500/Oz actuales.

En el 2010 Buenaventura alcanzó un nuevo record en su producción de oro, al llegar a 430 mil onzas de oro, llegando a un total de 1.1 millones de onzas atribuibles, por su participación en otras mineras. El resto de la producción atribuible de Buenaventura en el 2010 fue de 15.3 millones de onzas de plata, 20 mil TM de plomo, 28 mil TM de zinc y 75 mil TM de cobre. Sus ventas ese año fueron de US$ 808.5 millones y utilidad neta de US$ 662.9 millones, el mayor en la historia de Buenaventura. La empresa es tan rentable que durante este siglo, siempre ha repartido dividendos a sus accionistas dos veces al año.

Buenaventura tiene dos subsidiarias importantes: Consorcio Energético de Huancavelica SA y Buenaventura Ingenieros SA. Consorcio Energético de Huancavelica opera líneas de trasmisión que suministra energía a las operaciones y proyectos de Buenaventura y desde marzo del 2010, está construyendo la central hidroeléctrica Huanza en Santa Eulalia, con una inversión de US$ 145 millones. Buenaventura Ingenieros es una empresa de consultoría minera e industria en general, que presta servicios a las empresas del grupo y a terceros, con ventas de US$ 32.5 millones el 2010.

El Directorio, formado por 7 personas, recibe como remuneración el 4% de la utilidad distribuible, que correspondió el 2010 a US$ 1.5 millones. Buenaventura es una de las pocas empresas peruanas que tiene un programa de remuneración a sus funcionarios, en base a la apreciación de las acciones de la minera, pagadas en efectivo.

Buenaventura se ha caracterizado por lograr una fuerte alianza con la estadounidense Newmont Mining, que es su socia en Minera Yanacocha SRL y Minera La Zanja SRL, pero también es socia de la mexicana Southern Copper Corporation en Compañía Minera Coimolache (proyecto Tantahuatay en Cajamarca) y de la sudafricana Gold Fields en el proyecto aurífero Chucapaca en Moquegua.

Otra característica de Buenaventura, es que durante todo el siglo XXI, sus Estados Financieros sólo han sido auditados por la firma de Medina, Zaldívar, Paredes & Asociados, miembros de Ernst & Young y antes de Arthur Andersen. Normalmente, las firmas contables auditan los Estados Financieros por períodos de 4 a 5 años, pero ningún accionista ha mostrado su disconformidad.

Las acciones de Buenaventura listan en la Bolsa de Valores de Lima y también en la Bolsa de Valores de New York desde el 15 de mayo de 1996. El principal accionista de Buenaventura es la familia Benavides, con el 26.97% de las acciones, seguido por inversores institucionales, como la gestora de fondos Blackrock, con el 24%, y las AFPs peruanas, con el 12%.

El progreso de Buenaventura y el incremento de la fortuna de la familia Benavides, se refleja en el valor de mercado de Cía. de Minas Buenaventura, que al terminar el 2000 era de S/. 3,106.5 millones y al terminar el 2010 era de S/. 37,385 millones, es decir, se valor se multiplicó 12 veces en el lapso de 10 años.

Minera Yanacocha: Es la mayor productora de oro en Latinoamérica y está operativa desde 1993. En esta empresa, Buenaventura tiene el 43.65% de la participación, Newmont Mining el 51.35% y el restante de la participación la tiene el International Finance Corporation, con el 5%. La Gerencia de la empresa está encargada a funcionarios de Newmont Mining, mientras que el Comité Ejecutivo que tiene 6 miembros, 3 ocupados por representantes de Newmont y los otros 3 por miembros de la familia Benavides. El Gerente General es Carlos Santa Cruz.

Minera Yanacocha SRL explota en la actualidad 3 minas a tajo abierto: Cerro Yanacocha, La Quinua y Chaquicocha. En el pasado, ha explotado, también a tajo abierto, Carachugo, San José y Maqui Maqui. Utilizan el proceso de Merril-Crowe para obtener barras de doré (con contenido de oro y plata), que es el producto final, porque se refinan en el extranjero.

Tras el derrame de 151 Kg. de mercurio en Choropampa por un contratista el año 2000, una de las peores contaminaciones en la historia del país, 900 peruanos demandaron a Yanacocha y a otros involucrados el 10 de septiembre del 2001 ante la corte distrital de Colorado, pero fue desestimada el 22 de mayo del 2002 y los demandados apelaron. Otros 140 peruanos presentaron una demanda similar en julio del 2002 ante la misma corte. Yanacocha llegó a acuerdos extrajudiciales, con 3 comunidades y otras personas afectadas, para realizar una serie de obras en compensación. También entro a un proceso de arbitraje con los demandantes en Colorado y en octubre del 2007 el arbitraje resolvió la mayor parte de los casos. Hasta el 2007 había desembolsado US$ 37.1 millones en compensaciones. En la actualidad tiene todavía 200 demandantes, pero Yanacocha estima que el gasto máximo no será mayor a US$ 1.5 millones.

En el 2001 comenzó a operar la mina La Quinua, con lo que se llegó a convertir en el mayor exportador peruano, al tener ventas por US$ 713 millones en el 2002. Yanacocha paga a las comunidades Quishuar, Encajón-Collatán y La Shacsha por el derecho a usar el agua de los canales de regadío que pasan por La Quinua; el pago anual más alto fue el 2008, por US$ 20.7 millones. A partir del 2007 inicia la producción en Chaquicocha.

En el 2002 afrontó protestas en Cajamarca por la posibilidad de explotar el cerro Quilish, que la municipalidad prohibió aduciendo que de ahí provenía el 80% del agua consumida en Cajamarca. Después, en el 2004, tras 2 semanas de protestas, el Ministerio de Energía y Minas dejó sin efecto la autorización para realizar trabajos en el cerro Quilish. Las protestas eran porque las exploraciones habrían afectado la disponibilidad de agua en las poblaciones aledañas, pero Roque Benavides dijo que las exploraciones eran solo perforaciones que no afectaban la napa freática. Un mea culpa está en la Memoria 2004 de Buenaventura, que dice “… debimos esperar hasta la época de lluvias y proceder a mejorar los canales de irrigación que llevan agua a la zona de Quilish antes de reiniciar las exploraciones” (8). Yanacocha solicitó a las autoridades suspender el permiso de exploración.

Mediante un programa de reinversión aprobado por el Ministerio de Energía y Minas, Yanacocha reinvirtió US$ 189.6 millones de sus utilidades el 2004 con beneficio tributario (9).

El 2006 la empresa se comprometió con el Gobierno en un Aporte Voluntario equivalente al 3.75% de su renta neta después de impuestos.

Desde el 25 de agosto hasta el 3 de septiembre del 2006, Yanacocha paralizó sus operaciones momentáneamente por la toma de la carretera Cajamarca-Bambamarca, que ingresa a la mina, por parte de los comuneros. Previamente se estaban realizando conversaciones entre funcionarios de Yanacocha y dirigentes de Combayo, mediados por la Defensoría del Pueblo, pero no había disposición al diálogo por parte de los comuneros y daban declaraciones que Yanacocha planeaba los eventos sólo para favorecerse. Los comuneros de Combayo pedían mayor número de empleos para pobladores de la zona y se oponían a la ampliación de la unidad de Carachugo porque suponían una escasez de agua. Ante la intervención del Gobierno, Yanacocha declaró que sólo regresaría al diálogo si antes desbloqueaban la carretera y Roque Benavides declaró que el cura Marco Arana estaba en contra de Minera Yanacocha porque él no quiere minería en Perú (10). El diálogo entre Yanacocha y los comuneros fue conducido por Jorge del Castillo, Presidente del Concejo de Ministros y terminó con un acuerdo donde el Estado se encargaba de supervisar la calidad del agua y de gastos de infraestructura por parte de Yanacocha.

En enero del 2007 tuvo bloqueos de carretera y enfrentamientos con los comuneros de La Encalada porque ellos consideraban incumplimientos de la empresa en electrificación, mejoras en carretera e instalación de agua potable. Ese año iniciaron la producción de la mina Chaquicocha.

En el 2006, se inició la construcción del molino de oro, que culminó el 2008 con inversión de US$ 250 millones. El molino procesa minerales de alta ley de oro, reduciéndolos en tamaño para favorecer la recuperación de oro y plata (11).

El 2005 produjo 3.3 millones de onzas de oro, su máximo histórico, empezando a descender por el agotamiento de minerales de alta ley. El 2010 produjo 1.5 millones de onzas de oro y 3.6 millones de onzas de plata, con ventas por US$ 1,778 millones y utilidad neta de US$ 590 millones, aunque el 2009 estas fueron de US$ 2,077 millones y de US$ 712.8 millones, respectivamente.

Sociedad Minera Cerro Verde: Esta empresa explota yacimientos de cobre de Cerro Verde en Arequipa y produce cátodos de cobre, concentrados de cobre, concentrados de molibdeno y plata. Buenaventura tenía el 9.17% de las acciones a inicios del siglo, pero en el 2005 Buenaventura duplica su participación en Cerro Verde y llega a 18.3% mediante un aporte en efectivo en el capital social y ha llegado a tener en la actualidad el 19.26% por sucesivas compras de acciones en bolsa. El principal accionista es Ciprux Climax Metals Company, una subsidiaria de Phelps Dodge, que hasta el 2005 tenía el 82.5% de las acciones, pero tras el aumento del capital social por aportes en efectivo realizdo por accionistas minoritarios, quedó reducido al 53.56% actual. El 2007, Phelps Dodge fue adquirida por Freeport-McMoRan.

En el 2004 se inició la ampliación de la planta concentradora para procesar adicionalmente 108 mil TM/día de mineral de sulfuros primarios para producir concentrado de cobre, lo que le permitirá elevar la capacidad de 39,000 TM/día a 147,000 mil TM/día de mineral de cobre (12). La inversión de este proyecto sería de US$ 800 millones que se financiaría con un programa de reinversión con cargo a las utilidades no distribuidas, aprobado por el Ministerio de Energía y Minas. El 2 de diciembre del 2009 se capitalizaron utilidades no distribuidas por US$ 800 millones, por lo que el capital social aumentó a US$ 989 millones (13).

Tras enfrentamientos con las autoridades locales el 2006 porque Cerro Verde, por su contrato de estabilidad tributaria, puede reinvertir el 80% de sus utilidades exoneradas de impuesto disminuyendo el canon, en agosto de ese año se formó una comisión encabezada por el Presidente del Concejo de Ministros, Jorge Del Castillo, y se llegó al acuerdo en el cual la empresa otorgaría S/. 13 millones a los gobiernos locales y financiaría las obras de agua potable y desagüe en Arequipa.

La importancia de Cerro Verde es tal en la economía mundial, que una huelga en octubre del 2008 incidió en el alza internacional del cobre.

El 2010, Cerro Verde produjo 344 mil toneladas de cátodos de cobre y 1.6 millones de onzas de plata. Su valor de mercado al terminar el 2010 era de US$ 18,938 millones.

Sociedad Minera El Brocal: Esta empresa opera la unidad minera Colquijirca (a 10 Km al sur de Cerro de Pasco), que perteneció al empresario minero Eulogio Fernandini y hoy sus descendientes, tienen una participación importante en Minera El Brocal. Cuenta con dos minas: Tajo abierto y Marcapunta Norte; la primera opera a tajo abierto y produce minerales de plata, plomo y zinc y la segunda es una mina subterránea que produce minerales de cobre.

El principal accionista de Sociedad Minera El Brocal SAA es Inversiones Colquijirca SA, empresa que tiene el 51.04% de acciones, en donde Buenaventura tenía, a comienzos del siglo, el 51.94% de las acciones. En diciembre del 2001, Buenaventura compró el 7.72% de acciones de Inversiones Colquijirca por S/. 9.1 millones (14); el 19 de febrero del 2009 le compró el 19.8% de las acciones que tenía Teck Cominco Metals por US$ 35 millones (15), cuando esta empresa decidió retirarse del país, y con otras compras que hizo a accionistas minoritarios antes y después de esta operación, el 2010 su participación llegó al 82.42%.

Además, Buenaventura tenía directamente, a inicios del siglo, un 2.25% de acciones de El Brocal y a lo largo de los años, ha ido aumentando su participación en la empresa, mediante compras en bolsa, teniendo en la actualidad el 4.25%, así que de manera directa o indirecta, Buenaventura controla el 46.08% de El Brocal, siendo el principal accionista.

Otros accionistas importantes que participan en el Directorio son Elías Petrus Fernandini Bohlin, Agustín de Aliaga Fernandini, Bernardo Fernandini Álvarez-Calderón, Jorge Pablo Fernandini Valle Riestra y José Antonio Olaechea Álvarez-Calderón. Alberto Benavides fue el Presidente del Directorio de la minera desde 1979 hasta su retiro el 2010, cuando fue reemplazado por Felipe Ortiz de Zevallos.

Debido a la caída del precio internacional del zinc a inicios del siglo, tuvo que recurrir a un aumento del capital social por aportes de los accionistas por S/. 20.6 millones en el 2001 (16) para continuar sus operaciones. En el 2003 hubo otro aporte de los accionistas por US$ 1 millón para las exploraciones en Marcapunta.

El Brocal producía sólo concentrados de zinc y de plomo con contenidos de plata a inicios de siglo. El 2004 llegó a una producción record histórica y a partir de ahí, la superó cada año. Las ventas el 2004 fueron de US$ 53.7 millones y se fue incrementando hasta llegar el 2007 a US$ 274 millones, su record histórico. El 2008 se iniciaron las operaciones en Marcapunta Norte, iniciándose la producción regular de concentrados de cobre.

La producción de zinc y plomo de El Brocal ha estado disminuyendo en los últimos años, pero ha aumentado la de cobre. El 2008 produjo 168,137 TMS de concentrado con 49.61% de zinc y 11.80 Oz/TM de plata, pero bajó el 2010 a 63,508 TMS de concentrado con 51.07% de zinc con 9.98 Oz/TM de plata. El 2008 produjo 50,001 TMS de concentrado con 50.87% de plomo y 51.02 Oz/TM de plata, pero fue bajando hasta el 2010 llegar a 23,427 TMS de concentrado con 49.53% de plomo y 49.91 Oz/TM de plata. El 2008 produjo 43,680 TMS de concentrado con 18.72% de cobre y 0.09 Oz/TM de oro y el 2010 subió a 63,457 TMS de concentrado con 26.13% de cobre y 0.09 Oz/TM de oro (17).

Las ventas de El Brocal el 2010 fueron de US$ 219.2 millones y utilidad neta de US$ 71.7 millones. Su valor de mercado al terminar el 2010 era de S/. 5,973.9 millones.

Minera La Zanja: Esta empresa explota la unidad minera La Zanja, en el distrito de Pulán, en la provincia de Santa Cruz, en la región de Cajamarca, ubicado a 35 Km al noroeste de Yanacocha. Minera La Zanja SRL cuenta con 2 minas a tajo abierto, San Pedro Sur y Pampa Verde, y exporta oro y plata en barras doré, al igual que Yanacocha. Buenaventura tiene una participación del 53.06% en Minera La Zanja y Newmont Mining el 46.94% restante.

Esta mina estaba en proyecto desde el siglo pasado y tuvo retrasos por problemas con las comunidades. En noviembre del 2004, unos 200 campesinos destruyeron el campamento de exploración y la empresa acusó como responsables a agitadores inescrupulosos con intereses políticos (18). El proyecto se reinició a fines del 2005 y la construcción del proyecto fue autorizada el 14 de junio del 2009, invirtiéndose US$ 69 millones en la construcción y US$ 12 millones en capital de trabajo (19). Empezó a operar el año pasado, obteniéndose la primera barra doré el 7 de septiembre del 2010. El año pasado produjo 44 mil onzas de oro y 38 mil onzas de plata. La producción anual está programada en 100 mil onzas de oro y 450 mil onzas de plata.

Notas
(1) Compañía de Minas Buenaventura, Form 20-F/A 2006, p. 18.
(2) Compañía de Minas Buenaventura, Form 20-F/A 2005, p. 21.
(3) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2006, pp. 42-43.
(4) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2007, p. 54.
(5) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2006, p. 64.
(6) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2007, p. 60.
(7) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2008, p. 65.
(8) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2004, pp. 3-4.
(9) Minera Yanacocha, Memoria Anual 2009, p. 6.
(10) Diario Correo de Lima, 29 de agosto del 2006.
(11) Minera Yanacocha, Memoria Anual 2008, p. 2.
(12) Sociedad Minera Cerro Verde, Memoria Anual 2004, p. 7.
(13) Sociedad Minera Cerro Verde, Memoria Anual 2009, pp. 3-4.
(14) Sociedad Minera El Brocal, Memoria Anual 2001, p. 39.
(15) Hecho de importancia de Compañía de Minas Buenaventura del 20 de febrero del 2009.
(16) Hecho de importancia de Sociedad Minera El Brocal del 20 de noviembre del 2001.
(17) Sociedad Minera El Brocal, Memoria Anual 2010, pp. 15-16.
(18) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2004, p. 4.
(19) Compañía de Minas Buenaventura, Memoria Anual 2010, pp. 25-26

Véase la primera parte en:

1 comentario:

  1. muy interesante tus publicaciones.
    Saludos

    bhaguirre@hotmail.com

    ResponderEliminar